Fundación Prótesis 3D:

Profesionales y tecnología al servicio de la sociedad

Motivados por su gran vocación social, Daniela Retamales y Omar Toro, Ingenieros Civiles Industriales PUCV decidieron dejar sus trabajos tradicionales para crear Fundación Prótesis 3D, ellos, junto a Luis Retamales, hermano de Daniela, comenzaron hace más de un año un trabajo que ha regalado sonrisas a muchas familias.

Fundación Prótesis 3D, organización sin fines de lucro dedicada a la elaboración personalizada
de prótesis funcionales nació como idea luego de una búsqueda incansable de estos tres jóvenes que querían que su trabajo diario impactara más allá que recibir un sueldo a fin de mes, querían aportar a la sociedad.

Así, llegaron a la impresión 3D y vieron en esta tecnología una posibilidad viable para cumplir con lo que soñaban. Comenzaron a averiguar más sobre el tema, analizaron el mercado y se dieron cuenta que había una necesidad y que ellos podían aportar con una solución más económica, amigable y atractiva para quienes usan prótesis de brazo en nuestro país.

“Nosotros como ingenieros civiles industriales estamos involucrados en procesos y gestión, tenemos la capacidad de evaluar y gestionar proyectos, siendo capaces de sacar esta idea adelante, por eso nos dimos cuenta que había una necesidad y una factibilidad. Lo hablamos con nuestros papás y nos apoyaron, por eso nos atrevimos a dejar todo y dedicarnos 100% a la fundación”, comenta Daniela.

Renunciaron a sus empleos, dejaron su vida en Santiago y volvieron a la casa de sus papás, pero jamás sintieron que estaban retrocediendo, todo lo contrario, estaban partiendo su emprendimiento apoyados por su familia que con mucho orgullo vio que su idea podía ser un verdadero aporte ya que prometía mejorar la inclusión social y el bienestar de sus beneficiarios.

Entrando a un mundo nuevo

“Nos dimos cuenta que toda la información está a disposición, que sólo faltan las ganas de hacer algo y atreverse”, asumen, ya que gracias a su curiosidad, tutoriales y perseverancia, lograron dar vida a Fundación Prótesis 3D.

Estudiaron e investigaron, se dieron cuenta que en Chile, según datos de Senadi, casi el 90% de las personas que necesita una prótesis no puede acceder a ella por su alto precio, que va desde 1,2 a 5 millones de pesos, dificultando su inclusión tanto social como laboral. Además, las prótesis tradicionales son poco estéticas y amigables.

“Nuestro desafío era entregar una prótesis a bajo costo, que los repuestos no fueran caros y que fuera funcional para que así ayudara a nuestros beneficiarios a encontrar trabajo, tomar un vaso de agua o dar la mano, actos sociales que pueden permitir mejorar el autoestima de la persona”, indica Omar.

Se imprime una a una cada pieza de la prótesis, luego deben ir ensamblando, como si fuera un Lego. Este trabajo puede tardar unos 4 días. Son perfeccionistas, los resultados deben ser precisos para que el usuario se pueda sentir cómodo.

Hoy cuentan con 3 modelos de prótesis, son personalizadas, más livianas que las convencionales, pueden escoger el color o el diseño que quieran incluir en ella, ya que la idea es que se sientan más a gusto con su nueva ortopedia.

El compromiso es entregar un servicio integral, el cual comienza con la elección del beneficiario, su llegada a la organización donde lo ve un traumatólogo, se toman las medidas para confeccionar la prótesis, luego se entrega y se mantiene a través del seguimiento de los casos y las reparaciones oportunas de éstas.

“Nuestros beneficiarios nos han dicho que ya no se sienten una persona discapacitada, que ya no los molestan tanto en el colegio, que se sienten más cómodos, eso es lo que buscamos”, comenta Daniela con mucho orgullo ya que cada caso que han recibido les ha permitido darse cuenta que sus esfuerzos han valido la pena. Están cumpliendo con la misión que se propusieron, siendo un aporte para la sociedad.

Ya cuentan con un equipo multidisciplinario que de forma voluntaria trabaja cada caso, hacen el diagnóstico inicial y un tratamiento complementario. Entre quienes se acercan a solicitar una prótesis, ellos deben escoger a quien ayudar en la medida de sus posibilidades. No discriminan por género, ni clase social, ni edad, sí le han dado prioridad a personas de localidades apartadas o a niños que tienen un mayor potencial en el desarrollo de sus terapias, pero la verdad es que cualquiera que se acerque puede acceder a este servicio.

“Fuimos capaces de gestionar algo grande, hasta el momento hemos logrado poner en boca el tema, que existen este tipo de prótesis como una alternativa, que son posibles y que cada vez van mejorando. Hemos logrado influir en algo”, indica Daniela quien ve que su trabajo ha llevado alegrías a muchas familias.

Ya han entregado 16 prótesis y hoy se encuentran trabajando en un nuevo modelo, más sofisticado, que trabaja con motores y sensores que captan el movimiento muscular y lo transforman en movimiento mecánico real. Sin duda, quieren seguir avanzando.

Apoyo constante

Si bien en otros países el tema ya está bien adelantado, acá la impresión 3D está recién tomando fuerza, lo que hace que el trabajo de estos 3 ingenieros industriales sea toda una tendencia por estos días. Han dado entrevistas a diarios y televisión, lo que permitió que fueran siendo conocidos y que las solicitudes de prótesis aumentaran.

Pero también el apoyo de empresas e instituciones fue aumentando a medida que el trabajo de Daniela, Omar y Luis se fue dando a conocer, este apoyo ha sido fundamental, ya que las prótesis se entregan a cambio de un aporte voluntario lo que permite escasamente para cubrir los costos operacionales.

Uno de los aportes principales lo hace 3DP, empresa que aporta con filamentos gratis cada mes, además con la impresora en la que hoy fabrican las prótesis. Tur bus entrega pasajes gratis a quienes viajan desde regiones a sus evaluaciones. La Seremi de Economía los ayuda a generar redes, invitándolos a eventos y capacitaciones lo cual les permite ir conociendo más del tema y ampliando sus horizontes como fundación. Han generado convenios con las Municipalidad de Valdivia. La Universidad Andrés Bello les habilitó un espacio en el cual trabajan.

Otro apoyo importante ha sido el de algunas empresas audiovisuales (Interpreta, Ruidosamente y Barbera fotografía) que han retratado el momento exacto en que los beneficiarios reciben su prótesis, dejando en evidencia la emoción y alegría de ese momento. Imágenes que permiten demostrar el excelente trabajo que están haciendo.

Fundación Prótesis 3D acaba de cumplir un año constituida formalmente, no han podido postular a fondos del gobierno, por lo cual el aporte de estas empresas, organismos y donaciones de particulares ha sido fundamental para poder seguir dando vida a esta gran iniciativa, la cual espera contar con un equipo estable para poder dar respuesta a la gran cantidad de solicitudes que reciben cada semana. Hoy, tienen una lista de espera de casi 40 personas.

Si quieres apoyar a Fundación Prótesis 3D puedes hacer tu donación en la siguiente cuenta corriente:

Nombre: Fundación Prótesis 3D

Cuenta Corriente: Banco Santander

N° de cuenta: 70518945

RUT: 65.117.766-9

Correo: contacto@fundacionprotesis3d.cl

Página web: www.fundacionprotesis3d.cl

Síguelos en facebook: www.facebook.com/fundacionprotesis3d