Realizando ciencia en un laboratorio natural

Fue a través del programa de televisión “Al Sur del mundo” que Luis López, profesor de biología, vio por primera vez los paisajes de Villa O´Higgins, una localidad austral, ubicada a los pies de la Cordillera de Los Andes en la Región de Aysén. En ese primer encuentro solo imaginó lo maravilloso que sería trabajar ahí, en un ambiente relajado y con la naturaleza como principal laboratorio para realizar sus clases.

Luis López Saravia se tituló en 1994 de la carrera de Pedagogía en Biología en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y al egresar trabajó en colegios tradicionales de Viña del Mar, pero no se sentía satisfecho con la forma de enseñar.

“Hacia clases en Viña, pero era todo muy encerrado, quería hacer clases en terreno, temas más relacionados con la botánica, el medio ambiente, siempre trataba de sacar a los estudiantes a terreno, pero no hay tantos lugares para experimentar, por eso decidí buscar un ambiente propicio para desarrollar esa área que me gustaba”, señala Luis.

Así, junto a su esposa, que también es profesora, comenzaron a buscar nuevos horizontes mirando hacia el sur de Chile, primero llegaron a trabajar a Puerto Natales y, sin duda, su calidad de vida y energía hacia su trabajo comenzaron a cambiar. Pero no fue hasta el año 2010 que el destino los llevó hasta Villa O`Higgins, hasta ese mismo lugar, de no más de 600 habitantes, que vieron alguna vez por televisión.

“Todo resultó como esperábamos. Llegamos a otra cultura, es un pueblo ubicado en Campos de Hielo Sur, en medio de cerros, glaciares, el lugar propicio para hacer investigación y estudios de flora y fauna. Los niños no tienen el bombardeo tecnológico, son más inocentes y aceptan los retos de la ciencia” comenta Luis con mucho orgullo, ya que todo ha resultado cómo siempre lo soñó, realizando talleres extra programáticos de ciencia, verdaderos estudios científicos con estudiantes de 4º a 8º básico.

De vuelta a la PUCV

Hace unas semanas atrás, Luis López volvió a Casa Central, pero como profesor, junto a dos estudiantes de la Escuela Pioneros del Sur de Villa O`Higgins. Llegaron a realizar una pasantía como premio a su destacado desempeño en el XVII Congreso Nacional Escolar de Ciencia y Tecnología que organiza Explora.

El trabajo en terreno y constante con los estudiantes de su colegio les ha traído importantes réditos a este grupo de científicos australes. Llevan 7 años trabajando y participando de congresos científicos para niños y han ganado torneos regionales.

“Comenzamos a postular a los proyectos Explora y eso le abrió la mente a los chicos, tenemos muchas actividades y eso les hizo ganar confianza en lo que están haciendo. Ya hemos ganado 3 veces el torneo regional y hemos ido al nacional. Eso muestra que la metodología de trabajo va bien”, señala el orgulloso profesor y ex alumno PUCV.

 “Ha sido una gran experiencia, los niños habían salido sólo una vez de la región. Venir para acá y ver este ambiente, vivir la universidad es algo impresionante para ellos. Vieron el campus de ciencias y sólo quedaron con ganas de venir a estudiar acá”, relata Luis sobre su paso por la Universidad, además destaca que "tengo buenos recuerdos de la Universidad, pero todo está bien cambiado. Es bueno volver, estoy muy agradecido de mis profesores, todo lo que me enseñaron lo he aplicado en mi proyecto de vida".

Mientras muchos niños esperan los fines de semana para jugar o descansar, los estudiantes que participan en el taller de ciencias del profesor Luis López, se levantan para salir a investigar, para buscar ranas y preparar sus proyectos científicos. El frío de le Región de Aysén o la lluvia no son impedimento para que cumplan con su trabajo en el taller.

“Es hermoso hacer este trabajo.  Que en un colegio de 100 alumnos, el 15% forme parte de los talleres es un gran logro. Esté lloviendo, nevando, con frío o calor no es un pero para salir a terreno e investigar”.

Trabajar al fin del mundo

Encontrar chicos motivados al fin del mundo fue algo que llenó de energía el trabajo de Luis, quien ve que a través de la ciencia y del trabajo que se realiza a conciencia cada día en la Escuela Pioneros del Sur de Villa O`Higgins se ha logrado disminuir la deserción escolar y se ha presentado nuevos horizontes a sus pequeños habitantes.

“La educación en ambientes naturales y con un buen proyecto educacional puede romper muchas barreras” afirma el profesor de biología quien siente que hacer clases en zonas rurales es, sin duda, una experiencia que enriquece a cualquier docente.

“Los chicos que van a Servicio País, por ejemplo, les cambia la vida, la mayoría se queda, porque una vez que la ciudad te acepta te vuelves parte de una gran familia, no es fácil dejar esa tranquilidad. Invito a quienes tengan ideas innovadoras, a los que tengan ganas de moverse, de ocupar el ambiente y de protegerlo, que vayan a vivir esta experiencia. Hay muchos pueblos que necesitan de gente dispuesta”.

CONOCE EL TALLER VILLA CIENCIA A TRAVÉS DE SU CANAL DE YOUTUBE