Conciertos para la Juventud ofrece un recorrido por el folklor nacional

Piezas musicales y danzas del Norte Grande, Chiloé y la zona Centro-Sur fueron interpretadas por el Conjunto Folklórico de la PUCV en el Parque Cultural de Valparaíso.

06.09.2017

Un amplio recorrido por la geografía musical de Chile fue el que brindó el Conjunto Folklórico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso en una nueva versión de los Conciertos para la Juventud que organiza la Casa de Estudios a través de su Dirección General de Vinculación con el Medio en el Parque Cultural de Valparaíso.

Al encuentro asistieron en gran número alumnos de distintos establecimientos educacionales, destacando en esta oportunidad un grupo de jóvenes provenientes del Liceo Poetisa Gabriela Mistral de Calera de Tango. El docente a cargo del grupo, Achari Díaz, valoró este tipo de instancias que permiten acercar la cultura a los estudiantes a través del rescate de la educación no formal en espacios que no son los escolares propiamente tal: “todos los espacios debieran transformarse en educativos. Y en ese sentido, es una de las funciones que deben tener las universidades, de abrirse, de salir fuera de sus propios espacios”.

“VALORAR LA DIVERSIDAD CULTURAL”

El programa brindado por la agrupación de la PUCV abarcó piezas musicales y danzas de las tres grandes zonas del país, que representan parte del trabajo de investigación de la maestra Margot Loyola y Osvaldo Cádiz plasmado en el libro “50 danzas tradicionales y populares de Chile”, entre ellas, las cuecas de “Toconao” y “Matilla”, “Paloma”, “Cachimbo” y “Cacharpalla”, por el Norte Grande; “Canción Calbuco”, “Juego de la Astilla”, “Cueca Chilota” y “Cielito” en representación de Chiloé; y “Jota”, “Sombrerito”, “Balambito”, “Sajuriana” y una selección de cuecas por la zona Centro-Sur.

Desde el Conjunto Folklórico PUCV señalaron que “esta propuesta artística se compone de distintas expresiones musicales y danzas de esta áreas. La mayoría de ellas no son cultivadas en la actualidad, es decir, ya no forman parte de la vida cotidiana. Por eso, implica una mirada particular a nuestra propia cultura, haciendo de ésta una instancia para valorar la diversidad cultural que nos entregan diferentes espacios sociales y geográficos de nuestro país”.

FOMENTAR UNA “EDUCACIÓN INTEGRAL”

La profesora Berta Cáceres, de la Escuela E-286 de Montedónico, destacó que “este tipo de encuentros permite que los niños conozcan otro tipo de música, aparte de la que escuchan normalmente (…) La idea es que ellos aprendan a apreciarla en otro contexto, que vean que hay otros sonidos e instrumentos, hay también expresión corporal a través de la música, y que vayan teniendo no solo una educación a través de contenidos, sino que sea integral”.

“Estuvo muy buena la presentación y es importante que la cultura no se pierda”, señaló el estudiante Sebastián Ureta, del Liceo Gabriela Mistral, quien concluyó que, por lo general, “la gente joven tiene más abandonado este tipo de música”.

Cabe recordar que los Conciertos para la Juventud cuentan con el auspicio de la Empresa Puerto Valparaíso.

Por Juan Pablo Guerra

Dirección General de Vinculación con el Medio