Orquesta de Cámara PUCV: Los desafíos de la distancia para hacer música “juntos”

20.10.2020

Cambiaron los escenarios por las pantallas. Desde marzo, muchos conocemos sus casas y hemos entrado a la intimidad de los espacios donde han habitado estos tiempos.

A pesar de la pandemia y las limitaciones que ha provocado esta situación, cada uno de los miembros de la Orquesta de Cámara PUCV ha continuado trabajando para cumplir la misión de esta agrupación, llevando música del repertorio universal como asimismo sonidos de la vanguardia musical chilena a las diversas plataformas y redes sociales con las que cuenta la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

El director de la agrupación, Pablo Alvarado, recuerda el comienzo de este proceso: "desde el inicio de la pandemia, en conjunto con Extensión Cultural PUCV, iniciamos una serie de estrategias que nos permitieron no interrumpir nuestra vinculación con los públicos. En ese sentido, nos insertamos en la modalidad de 'teletrabajo"', estableciendo actividades centradas en cada una de las filas de nuestra agrupación”.

La jefa de Proyectos Culturales de la PUCV, Kareen Stock, destaca la rapidez con la que se determinó continuar con la labor de los músicos, siendo pioneros en este tipo de iniciativas mediáticas en nuestro país. "La última semana de marzo se produjo el primer video con los músicos tocando desde sus domicilios. Esto se transformó en un hito, porque fuimos la primera orquesta en el país que comenzó a trabajar en esta modalidad. Ha sido difícil, pero lo más importante es que desde ese 'día uno' el trabajo no se ha detenido", enfatizó.

Nadie estaba preparado para enfrentar un suceso tan inesperado como una pandemia. Afrontar una nueva forma de trabajo - desconocida para la mayoría de las personas, en especial para los artistas-, ha sido un gran desafío, tal como lo indica Alvarado: "no ha sido fácil imaginar el oficio de director sin el material sonoro. Es extraño tener una orquesta que sólo puede sonar por filas y de manera individual, es decir, en ningún caso se ha podido construir la sonoridad de una orquesta como ocurría en tiempos normales. Sin embargo, seguimos ensayando, aprendiendo y nos hemos preparado para el momento del retorno, de manera práctica y teórica".

MÚSICA EN ETAPAS

El trabajo se ha enfrentado por etapas y la extensión del tiempo de recogimiento hacia los hogares ha ido complejizando la tarea, porque la experiencia ganada llama a enfrentar más desafíos. "En una primera etapa se utilizó material de archivo para dar vida a conciertos transmitidos 'en vivo', además de breves videos, que denominamos 'cápsulas', donde aparecía un instrumentista, presentaba una pieza y explicaba por qué la había elegido", explica Verónica Muñoz, jefa de Extensión Cultural de la Universidad.

La segunda etapa puso en línea videos donde se abordaron las áreas formativa y pedagógica, enfocadas al ámbito escolar y al público en general. Los músicos entregaron contenidos relacionados con el repertorio, el estudio instrumental, el trabajo orquestal, etc. Mientras tanto, los ensayos no podían detenerse. "Para un intérprete el estudio diario es esencial. Al igual que un deportista de alto rendimiento, la falta de 'ejercicio' perjudica la calidad. Por tanto, la disciplina ha sido esencial en este período, manteniendo el nivel de la Orquesta, lo que nos permitió dar el salto a una tercera etapa", precisa Kareen Stock.

En ese tercer período se desarrollaron videos con pequeñas agrupaciones de instrumentistas: dúos, tríos, cuartetos, quintetos. La magia de 'estar' y 'sonar' juntos se logró gracias al trabajo de edición, del que ha estado a cargo Luciano Alvarado, quien inició su práctica profesional como periodista justo al iniciar el período de 'teletrabajo'. Ya concluida esta etapa de su formación, continuó apoyando en la edición de material audiovisual.

Actualmente, el trabajo multimedia de la Orquesta se encuentra en una cuarta fase, tal como lo menciona Kareen Stock: "estamos en un proceso muy entretenido, porque estamos mostrando las múltiples facetas que tiene el instrumentista. Nos hemos dado cuenta de que algunos de ellos escriben poesías y trabajan una pieza en relación a ese texto poético; otros pertenecen a agrupaciones de distinta índole, como, por ejemplo, música latinoamericana o mariachi".

A pesar de los buenos resultados de producción y audiencia de esta experiencia, la Orquesta de Cámara de la PUCV ha estado trabajando repertorio para el momento en que puedan regresar a las presentaciones en vivo. Así lo adelanta Pablo Alvarado: "hasta el momento hemos preparado tres programas para el regreso: uno para Semana Santa, otro vinculado a Brasil y el tercero como un reconocimiento a las compositoras del mundo”.

Además, tienen en carpeta otros desafíos para el futuro, que esperan concretar apenas sea posible. "Tenemos pendiente nuestra gira a Mendoza, Chiloé; un reconocimiento a un violinista chileno; un proyecto operático y otros que están aún construyéndose, aparte de nuestra temporada educacional y oficial de conciertos de la PUCV, entre otros", agrega.

Cada integrante de la Orquesta ha trabajado con gran disposición y profesionalismo, venciendo dificultades técnicas, demostrando que el talento y el arte pueden ir de la mano con las redes sociales. Kareen Stock se manifiesta “profundamente agradecida del trabajo individual de cada uno de ellos. Sorprende día a día, el compromiso que hemos logrado de tenerlos a todos tocando y haciendo música, con el apoyo de su director Pablo Alvarado, en estos tiempos tan difíciles", señala.

"Quiero felicitarlos por el comportamiento profesional y la constancia en el trabajo que han desarrollado en estos casi siete meses. Y a pesar de las condiciones adversas, han construido un espacio que nos ha permitido que la Orquesta de Cámara de la PUCV continúe realizando su aporte cultural, esta vez, al interior de cada uno de los hogares", agrega Pablo Alvarado.

La disciplina, la perseverancia y la flexibilidad creativa para explorar nuevas formas de conexión con el público han sido las constantes que han permitido que hoy el equipo de Extensión Cultural de la PUCV pueda decir que ha trabajado de manera ininterrumpida durante este tiempo. Al igual que lo ha hecho la comunidad artística y los gestores culturales ha enfrentado muchas preguntas sobre cómo reinventar su quehacer. De lo que no cabe duda es de la importancia del arte y las manifestaciones culturales, no como accesorias, sino como motor para construir crítica y diálogo en una sociedad que en este período se ha refugiado en la creación y el disfrute de las artes para enfrentar los tiempos difíciles.

Revisa los videos de la Orquesta de Cámara PUCV aquí

Extensión Cultural PUCV