Con revelación de diversas anécdotas se llevó a cabo lanzamiento del libro “Las Comadres. Margot Loyola recuerda a Violeta”

En un acto encabezado por el rector de la PUCV, Claudio Elórtegui, se presentó el texto publicado por EUV y que contó con la presencia de su autor, Julio San Martín y de Osvaldo Cádiz, director de la Academia de Música Tradicional Margot Loyola.

21.06.2019

Con la presencia del rector Claudio Elórtegui, la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y la Academia Nacional de Cultura Tradicional y las Artes Margot Loyola Palacios, llevaron a cabo el lanzamiento del libro "Las Comadres. Margot Loyola recuerda a Violeta" del periodista Julio Fernando San Martín en el Centro de Estudios Avanzados y Extensión PUCV.

La publicación realizada a través de Ediciones Universitarias de Valparaíso (EUV), sello de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, se enmarcó en las actividades del Programa Chile Celebra, en conmemoración del centenario del natalicio de Margot Loyola Palacios, Premio Nacional de Arte y Doctora Honoris Causa de la PUCV.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del rector, quien agradeció la confianza depositada en nuestra Universidad por parte del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, institución que, en un trabajo conjunto con la Academia Nacional de Cultura Tradicional Margot Loyola, realizarán una serie de actividades a lo largo del país.

“Debemos difundir el legado y homenajear a esta insigne mujer chilena, artista de tantos escenarios en nuestro país y el mundo, investigadora y difusora de la rica cultura tradicional de nuestro pueblo y maestra de tantas generaciones de estudiantes y profesionales en las instituciones en que trabajó, particularmente en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso”, afirmó la autoridad universitaria.

RELEVANCIA, CREACIÓN Y PINCELADAS DEL LIBRO

La presentación del libro comenzó con la reflexión de Juan Pablo López, director ejecutivo de la Academia de Música Tradicional Margot Loyola, quien comentó que “esto es un hito, porque tiene que ver con entender cuál es la significancia y relevancia de esta gran mujer para el país y para Latinoamérica”.

Además, durante la conversación explicó que “hubo gente importante que participó y activó ciertas informaciones que finalmente hoy en día se transportan al libro ‘Las Comadres’ y es precisamente lo que ha hecho el periodista Julio Fernando San Martín, al transcribir de palabras de la propia Margot Loyola estos recuerdos con la gran Violeta Parra.”

Sin embargo, el más indicado para hablar sobre estas valiosas creadoras chilenas, es el profesor Osvaldo Cádiz, quien tuvo la oportunidad de conversar con ambas, e inició sus palabras con una interesante reflexión. “No es casualidad de que, si ustedes se fijan, las flores son rosas, dos rosas allá, dos rosas acá, porque aquí en el libro se dice que las dos eran como dos rosas entrelazas, espinudas, que a veces se herían, pero que florecían en cada primavera”.

El profesor también ahondó sobre las extensas conversaciones que tenía con ellas en torno a un bracero o tomando una taza de té, sobre lo cual relató que “muchas veces ‘la Viole’ solicitaba que nos dejaran tranquilos, porque queríamos conversar. Hablábamos de lo divino y de lo humano. Las dos tenían pensamientos muy similares en torno a la vida, la muerte, la injusticia, la soledad y la angustia”.

Además, felicitó al autor del libro “por esta visión que tuvo de empezar a entrevistar a Margot -no en forma sistemática, porque fue un lapso muy amplio- en donde fue atesorando estas entrevistas y que ahora están plasmadas aquí en el libro. Yo sé que van a ver muchas cosas que para la mayoría de ustedes son novedad, porque son inéditas”.

Finalmente, fue el propio autor, Julio Fernando San Martín quien agradeció la oportunidad que le brindó el rector Claudio Elórtegui de parte de la PUCV, y María Teresa Vega a través de Ediciones Universitarias Valparaíso (EUV), afirmando que fue un honor plasmar el rescate sobre estas dos grandes mujeres íconos de la cultura tradicional. “‘Verba volant scripta manent’, las palabras vuelan; el escrito queda para siempre”, aseveró.

El cierre del lanzamiento contó con dos de las discípulas de Margot Loyola, las guitarristas Ana Flores y Eugenia Cisternas, quienes interpretaron las tonadas La Clavelina, Me quiere José del Carmen y la cueca La Pomairina, canciones que Violeta Parra le pedía a Margot que tocara, las cuales comentó Osvaldo Cádiz, eran sus preferidas.

Por Giorgio Salvo

Centro de Estudios Avanzados y Extensión