Conjunto Folklórico PUCV difunde cápsulas de música y danza de manera online

En total, se han subido 47 videos en el canal de You Tube y alrededor de 30 fueron elaborados en este periodo de confinamiento.

16.09.2020

El Conjunto Folklórico de la PUCV, fundado por Margot Loyola, cumplió 46 años de historia esta semana. Precisamente, se fundó un 15 de septiembre, día que también se conmemora el natalicio de la maestra y en la actualidad se celebra el Día Nacional de la Cultura Folclórica.

La agrupación de nuestra Casa de Estudios desde que comenzó la pandemia y la posterior cuarentena en la región de Valparaíso, se encuentra difundiendo una serie de cápsulas de música y danza, donde se muestra el valioso trabajo de investigación, rescate de nuestras raíces y de difusión de la cultura tradicional de Chile, que se plasma a través de diversas celebraciones a lo largo de todo el país.

“Debido al contexto de la pandemia hubo que modificar toda la programación del año. Esto implicó varias dificultades porque nuestra actividad es eminentemente presencial. En un inicio, tuvimos que replantear nuestros objetivos para cumplirlos. Este año se encontraba enfocado a las interpretaciones, considerando que tenemos un amplio repertorio desde que comenzó el conjunto hace 46 años”, complementó el director artístico del Conjunto Folklórico PUCV, Jimi Molina.

Los integrantes de la agrupación, se percataron que el público sigue las puestas en escena del conjunto en vivo, pero no conoce el enorme trabajo que hay detrás. Al respecto, el último montaje grande que hicieron se titula “Puerto de mis Amores” donde fueron a San Bernardo y participaron también en el Día del Patrimonio de la PUCV. “Esta obra significó un trabajo de investigación bien grande. En esta primera etapa, quisimos develar algunos secretos que hay detrás y se dividió en distintos momentos, dando un sustento teórico de investigación y compartiendo el proceso creativo de traducir eso a la puesta en escena”, recordó el director artístico, Jimi Molina.

TRABAJO EN PANDEMIA

En total, se han subido 47 videos en el canal de You Tube y alrededor de 30 fueron elaborados en este periodo de confinamiento. La mayor cantidad del material se ha realizado en este contexto de pandemia, los que son guiados por el director artístico, Jimi Molina y el director musical del conjunto, Víctor Riquelme, con la edición de Carolina Escobar. 

“Considerando que trabajamos en una institución universitaria, quisimos entregar un sello de docencia y formación. Optamos por ofrecer un complemento al trabajo escénico, haciendo cápsulas de cultura tradicional donde damos a conocer distintos aspectos del folclore, desde el punto de vista de la música y danza, abordando fiestas tradicionales y visualizándolas incluyendo el contexto, donde se celebra, cuáles son las principales manifestaciones de las fiestas, donde predomina la música o la danza, muchas de ellas son una mezcla, algunas son fiestas religiosas”, agrega Molina.

La idea es colocar en valor estas fiestas tradicionales de Chile, que nutren el quehacer del Conjunto Folklórico de la PUCV. Como agrupación de artes escénicas, una parte importante considera la investigación que han efectuado en las regiones, donde se han contactado con los cultores y luego pasan ese contenido a escena.

Las cápsulas se difunden a través del Facebook de Extensión Cultural y el canal de Facebook y You Tube del Conjunto Folklórico PUCV donde van subiendo el contenido. Han recibido muy buenos comentarios de los docentes y se ha transformado en un material educativo, que han seguido desde distintas partes del país.

“Una de las temáticas importantes que hemos abordado se relaciona con la cueca urbana desde la ciudad de Valparaíso. Somos porteños y habitamos este espacio, desde un contexto urbano. Hemos ofrecido tutoriales de danza y de música, nos dimos cuenta que hay mucha diversidad respecto a la forma en que se enseña y cómo se difunde. Somos herederos de la tradición investigadora de Margot Loyola y Osvaldo Cádiz, una metodología de trabajo que se sustenta en la naturalidad del movimiento, la libertad y las posibilidades expresivas de cada uno, liberarse de estereotipos más rígidos o marcados que gobiernan otras metodologías. Se busca que cada uno a partir de sus propias capacidades, conozca y se acerque a la danza o la música”, complementó Molina.

Los tutoriales están organizados de manera progresiva. En el caso de la danza, son tres unidades y cada una tiene una duración aproximada de 10 minutos. Se entregan elementos básicos de la aproximación que permita al término poder bailar una cueca con elementos muy sencillos. En el segundo, se aborda una mayor complejidad y en el tercero se entregan otros matices y combinaciones, siguiendo las bases de la propia interpretación, desde la matriz cultural que significa vivir en esta ciudad y aprenderla en ese contexto.

En el caso de la música, se ofrecen dos tutoriales progresivos. “Se desconoce que la cueca pertenece también al género lírico y es una poesía cantada, que tiene ciertos patrones de escritura que se perpetúan durante 200 años de historia y que se transmiten de manera espontánea, de generación en generación. Quisimos explicarlos y extender la invitación para que se motiven a escribir, expresar sus sentimientos y formas de expresarse a través de esta poesía cantada”, concluye Molina.

En el contexto de la Semana de la Cultura Tradicional de la PUCV, entre el 14 y el 20 de septiembre, la agrupación está mostrando una serie de cápsulas online, las que pueden apreciarse también en el Facebook de Extensión Cultural de nuestra Universidad.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio