Escuela de Agronomía realiza seminario sobre técnicas de recuperación de suelos en Puchuncaví

El encuentro fue apoyado por el Ministerio del Medio Ambiente y en la ocasión expusieron los académicos del Departamento de Gestión Ambiental: Cristian Youlton, Juan Luis Celis y Alexander Neaman.

30.08.2017

Con la participación de la Secretaria Regional Ministerial de Medio Ambiente, Tania Bertoglio, se inauguró el Seminario “Técnicas de Recuperación de Suelos y Ecosistemas Degradados en la Comuna de Puchuncaví”, el que fue organizado en conjunto por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y el Ministerio del Medio Ambiente.

El Seminario forma parte del proyecto “Piloto de Recuperación de Suelos Degradados Mediante Técnicas de Fitoestabilización en La Greda” que forma parte del Programa para la Recuperación Ambiental y Social de Quintero y Puchuncaví (PRAS), donde colabora nuestra Casa de Estudios.

El objetivo del seminario fue presentar el estado de los suelos en el sector de La Greda y sus alrededores, las estrategias para su recuperación y experiencias desarrolladas, como también vincular a los distintos actores público-privados involucrados.

En el sector de Puchuncaví, precisamente en el entorno del Parque Industrial Ventanas, debido a la actividad productiva desde los años 60 y hasta la entrada en vigencia de nuevas normas ambientales más exigentes a fines de los años 90, se degradó el suelo debido a la acción de la lluvia ácida y la deposición de material particulado con metales pesados. Por lo tanto, es necesario aplicar allí planes de recuperación y descontaminación.

En el encuentro participaron los académicos del Departamento de Gestión Ambiental de la Facultad de Ciencias Agronómicas y de los Alimentos de la PUCV: Alexander Neaman, Juan Luis Celis y Cristian Youlton, quienes ofrecieron ponencias sobre la biodisponibilidad de metales en el suelo, la existencia de biodiversidad en áreas degradadas en Chile central y el desarrollo de obras de conservación de suelos y aguas en la comuna de Puchuncaví.

El profesor Youlton señaló que “hoy en día tenemos allí un pasivo ambiental a raíz de la degradación del territorio por varios años. Es necesario establecer coberturas vegetales para recuperar esos sectores, pero el suelo no cuenta con las condiciones aptas para que allí crezcan especies. El Ministerio de Medio Ambiente nos contactó para ver cómo recuperar estos suelos, así que tenemos que establecer las condiciones para neutralizar la acidificación y permitir el establecimiento de plantas”, agregó.

UNA INICIATIVA INTERDISCIPLINARIA

El proyecto en el que participan los académicos de la PUCV está neutralizando el pH con aplicación de cal agrícola, y favoreciendo la retención de humedad con materia orgánica utilizando turba. En el sector se está trabajando con tres plantas colonizadoras: quilo, romero y vetiver, con el objetivo de revegetar el suelo que se encuentra contaminado.

“La iniciativa contempla la instalación de parcelas demostrativas para establecer las plantas y la idea es visibilizar este trabajo con la comunidad. Este seminario técnico tuvo como objeto dar a conocer el trabajo a las autoridades del municipio, ministerios, SAG, INDAP, CONAF, compañías del sector, gerencias de las empresas ambientales y los académicos que dieron a conocer su trabajo de investigación”, indicó el profesor Youlton.

La zona de Puchuncaví era antiguamente famosa por la producción de cereales y lentejas. Debido a la excesiva acidificación del ambiente, estos suelos se fueron degradando y ahora allí no crece nada. En el sector se encuentran suelos descubiertos y encostrados, donde surgen cárcavas -una especie de cráteres - que se van desmoronando. Luego el suelo contaminado es arrastrado por el agua hacia las quebradas, desbordando en el sector poblado y exponiendo a las comunidades con presencia de material particulado y metales pesados por resuspensión.

“El proyecto busca que estas plantas protejan al suelo y así este no sea arrastrado a la comunidad. A fin de año vamos a simular el efecto de la lluvia y veremos la capacidad de protección de las plantas. Realizamos una primera fase de diagnóstico, donde pudimos pesquisar en el sector de La Greda, junto al parque industrial, cuáles son los suelos que se encuentran degradados y que necesitan una pequeña intervención para que crezcan las plantas. Luego, definimos un área donde establecer las parcelas experimentales con estas enmiendas.  Tenemos 48 parcelas demostrativas con sus diversos tratamientos, lo que se instaló a fines de julio y a principios de agosto”, complementó el académico.

La recuperación del terreno contempla un proceso largo. Se han realizado investigaciones con plantas que absorben estos metales pesados y los incorporan en sus tejidos, los que pueden quedar en la raíz o en el follaje. “La estrategia es inmovilizar el metal y que no quede disponible, conjugarlo para que no quede reactivo. Esto también se logra manejando la solubilidad de los contaminantes, neutralizando el pH en el suelo, o agregando materia orgánica que lo absorbe y aísla. A nivel mundial, lo que se hace es extraer el suelo contaminado, lo que es costoso. El problema es ¿dónde lo llevamos? La idea es efectuar una restauración pasiva, ofreciendo ayuda para que las plantas se establezcan y recuperen el suelo”, concluyó Youlton.

Luego de la realización del seminario, se inauguraron las parcelas junto a las autoridades y los niños de los colegios.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio