Escuela de Trabajo Social lidera Grupo Interdisciplinario de Estudios en Niñez

El equipo ha abordado la temática de la niñez como campo de investigación e intervención, desarrollando acciones en infancia y con agentes sociales de la Región.

06.05.2020

Durante la última década nuestro país ha impulsado cambios en las políticas públicas respecto a las temáticas de infancia y niñez. Considerando la compleja situación que viven los niños y niñas en Chile y que se ha visto agudizada por el estallido social y confinamiento producto del Covid-19, este ámbito ha despertado el interés de múltiples sectores. A nivel estatal y de la sociedad civil se han desarrollado una serie de propuestas que buscan generar mejores condiciones para las personas durante sus primeros años de la vida.

Sin embargo, ante los cambios legislativos e institucionales que están aconteciendo en nuestro país, hay desafíos que persisten. Uno de ellos, se vincula a la ausencia de una Ley de Protección Integral de la Niñez y en esa misma línea, falta generar condiciones para consolidar enfoques respetuosos de los derechos de los niños y aportar con conocimiento vinculado a la superación de problemáticas tan variadas como desigualdad, exclusión, intolerancia y violencia, donde los niños/niñas son los principales afectados.

Al respecto, la Escuela de Trabajo Social de la PUCV ha abordado desde hace un tiempo la temática de la niñez como campo de investigación e intervención, desarrollando acciones en infancia y con agentes sociales vinculados a este grupo. 

Entre las acciones realizadas se incluye el desarrollo de estudios, asistencia técnica, formación continua, acciones de difusión, que fueron decantando en estos dos últimos años en la consolidación de un Grupo Interdisciplinario de Estudios de Niñez.

El equipo es liderado por la Escuela de Trabajo Social y las académicas Yesika Herrera y Claudia Espinoza junto con el profesor Edgardo Toro, quienes han sido los encargados de coordinar las actividades del Grupo Interdisciplinario.

ACCIONES DE TRABAJO

Algunas de las líneas de trabajo del grupo se vinculan con la asesoría prestada a la Red Local de Protección y Promoción de Derechos de la Niñez en el Barrio Puerto, conformada por organizaciones sociales como el Club Deportivo Cordillera, el Taller de Acción Comunitaria Cerro Cordillera (TAC), la Municipalidad de Valparaíso por medio del programa Chile Crece Contigo y la Corporación Municipal de Valparaíso con sus áreas de Educación y Salud, el Jardín Infantil Bambi, entre otras entidades locales.

Al respecto, en 2018 se hizo el Primer Diplomado de “Enfoque de derechos y Enfoque Comunitario”, que fue dirigido a profesionales del municipio de Valparaíso y a actores comunitarios del territorio.  La finalidad de este diplomado fue favorecer la reflexión y adquisición de conocimientos que aporten a la comprensión de los principios epistemológicos, teóricos, metodológicos, políticos y éticos del enfoque de derechos y enfoque comunitario desde la Psicología Comunitaria y Trabajo Social.

También se generó un primer diagnóstico del territorio sobre la presencia de recursos locales y actores garantes de derechos para generar insumos que permitan la elaboración de una política local de niñez con el propósito de construir un “Modelo Comunitario de Promoción y Protección de Derechos de la Niñez”.

En 2019, se fortaleció la Red Local de Niñez del Barrio Puerto Cordillera y se efectuaron reuniones periódicas para establecer una serie de lineamientos centrales del trabajo en el territorio y se han integrado nuevas instituciones. La iniciativa fue apoyada además por estudiantes en práctica de tercer y cuarto año de la Escuela de Trabajo Social.

“Hemos trabajado en la formación de actores comunitarios, que no necesariamente tienen estudios profesionales y así generar una mirada conjunta. Estamos impulsando esta red de trabajo para gestionar a nivel local la protección y promoción de derechos fundamentales de la niñez, lo que pasa por distintos niveles, desde el conocimiento a la generación de políticas y promover el diálogo intergeneracional. En efecto, los niños y niñas han sido parte valiosa de esta iniciativa”, indicó Claudia Espinoza.

“A propósito de este desafío de ser co-garante de derechos, hemos avanzado como sociedad y como red local de este territorio. En este tiempo de trabajo en la red hemos podido conocer las fortaleces y debilidades de nuestra práctica, así como también los recursos locales que promueven y fortalecen una convivencia ciudadana respetuosa. El desafío es fortalecer prácticas sociales que permitan garanticen los derechos de niños, niñas y jóvenes en nuestro país”, complementó Yesika Herrera.

Como una forma de contribución específica desde la investigación, el año pasado también se comenzó a desarrollar el proyecto “Estudio sobre Prácticas Comunitarias de Promoción y protección de Derechos de Niñez en Barrio Puerto Cordillera – Valparaíso”, financiado por la Vicerrectoría de Investigación y Estudios Avanzados de la Universidad.

Por otro lado, con la comunidad de Quintero y Puchuncaví se efectuó además un estudio de afectación por contaminación de niños, niñas y adolescentes, mandatado por la Defensoría de la Niñez y diseñado por este grupo de estudio,  donde emergió la necesidad de fortalecer la expresión y validación de la voz de niños y jóvenes por parte del mundo adulto. Los participantes del estudio identificaron que tan grave como la afectación en salud, es la negación de la experiencia y de su sentir en el contexto de contaminación. Esto es propio de una experiencia de sufrimiento ambiental.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio