Profesor David Royce Sadler efectuó ponencia sobre evaluación de los aprendizajes

El académico es becario senior de evaluación en el Instituto de Enseñanza y Desarrollo Educativo de la Universidad de Queensland y Profesor Emérito de Educación Superior de la Universidad de Griffith, ambas de Australia.

06.10.2017

En la Casa Central de la PUCV se efectuó la conferencia titulada “Las Calificaciones en la Educación Superior. Importancia y Limitaciones”, a cargo del Doctor David Royce Sadler, becario senior de Evaluación en el Instituto de Enseñanza y Desarrollo Educativo de la Universidad de Queensland y Profesor Emérito de Educación Superior de la Universidad de Griffith, ambas de Australia.

Su visita a la Universidad fue posible gracias a una iniciativa impulsada por la Escuela de Pedagogía y su proyecto Fondecyt “Concepciones y prácticas de retroalimentación de profesores y estudiantes de Pedagogía Básica: relaciones con su aprovechamiento pedagógico” y la Vicerrectoría Académica PUCV, a través de la Unidad de Mejoramiento de la Docencia Universitaria.

La profesora a cargo del proyecto en la Escuela de Pedagogía es la vicedecana de la Facultad de Filosofía y Educación, Gloria Contreras, quien agregó que una de las cosas que hacen los profesores en el colegio y en la universidad es asignar calificaciones, lo que en ocasiones se convierte en una rutina y no se cuestiona la base de estas pues se suponen representan aprendizaje.

“No nos preguntamos la escala del 1 al 7 con decimales o la manera en que los estudiantes llegan a obtener un promedio al final de su carrera. Las notas tienen un valor porque después se van a usar en otras partes. En ocasiones, se piden los promedios y ranking de egreso para efectuar postgrados. Las notas tienen muchos usos en las vidas de los alumnos y deberíamos compartir la manera en que estamos aplicando las notas y dónde estamos llevando la aprobación”, añadió.

El panel fue moderado por la vicedecana Gloria Contreras como también por el director de la Dirección de Desarrollo Curricular y Formativo, David Contreras.

Por su parte, el profesor Royce agregó que cuando los profesionales comienzan su vida laboral en ocasiones pierden importancia las calificaciones. “Las notas deben ser confiables para su interpretación futura, pero todavía no adquieren confiabilidad. Las evaluaciones no son comparables dentro de los mismos cursos en las universidades como tampoco dentro de la misma carrera”, precisó.

El experto agregó que los alumnos por lo general optan por los cursos más fáciles, pero al final de las carreras terminan valorando a aquellos profesores que fueron más exigentes a la hora de evaluar. “Muchos profesores ayudan a los estudiantes, pero no tienen seguridad para saber si los alumnos aprendieron o si pueden aplicar los conocimientos de manera independiente. Ellos sólo pueden aprender si cuentan con el andamiaje necesario. Al respecto, es esencial crear tareas que estén bien diseñadas y pensadas para la ocasión”.

LA RESPONSABILIDAD DE LOS PROFESORES

El académico planteó que en algunas universidades se está evaluando la participación en clases, el esfuerzo, la reputación de los alumnos y su calidad valórica. Los profesores en ocasiones creen que los alumnos no se esfuerzan demasiado y cumplen con lo justo para aprobar.

“Uno de los problemas se relaciona con la enorme responsabilidad que tienen los profesores a la hora de calificar a los alumnos. Esto descansa en ellos y no es revisado (…) La asignación de calificaciones requiere de una labor profesional donde el conocimiento debe estar acompañado de la práctica”, indicó.

Royce planteó que los alumnos deben ser capaces de evaluar información de distintas fuentes, relacionar conceptos y desarrollar análisis. “Hay que cambiar métodos de enseñanza. Los profesores son expertos en sus disciplinas específicas, pero no son expertos en pedagogía”, advirtió.

Finalmente, agregó que para crear estándares y criterios bien pensados para cada nota. “Para que los alumnos desarrollen sus habilidades hay que escuchar su lenguaje y tratar de enseñarles a describir con el nuestro. Además, deben estar más involucrados con su aprendizaje y tener la capacidad para hacer evaluaciones de sus compañeros”, concluyó.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio