PUCV aprueba versión final de su Plan de Desarrollo Estratégico 2017-2022

El documento contempla cinco nuevos lineamientos donde se hace un énfasis a lo interdisciplinario para abordar los desafíos que tendrá la Universidad, pronta a cumplir 90 años de historia.

11.05.2017

Recientemente, el Consejo Superior de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, integrado por las más altas autoridades de nuestra Casa de Estudios, aprobó la versión final del Plan de Desarrollo Estratégico de la institución para el periodo 2017-2022, estrategia que permitirá proyectar los desafíos de la PUCV, considerando que está próxima a cumplir 90 años en 2018.

El documento es fruto de un largo trabajo organizado a través de una Comisión de Desarrollo, sin embargo, es importante resaltar el trabajo colectivo de la comunidad universitaria que dentro del proceso aportó al debate para contar con una mirada más transversal y diversa al documento que desde un primer momento consideró la complejidad del quehacer de la PUCV.

El Plan se elaboró sobre la base de cinco lineamientos que son diferentes a la estructura seguida en el documento antecesor. La decisión obedeció al grado de madurez alcanzado en cada una de las áreas correspondientes a la versión anterior y al efectuar este ejercicio de planificación, nuestra Casa de Estudios consideró la enorme capacidad que posee para aportar al medio en que se desenvuelve, tanto dentro de la región, como hacia el país y el mundo, siempre considerando su identidad ligada a Valparaíso.

Los cinco lineamientos que incorpora este nuevo texto son: Universidad que proyecta su identidad; Universidad que genera conocimiento; Universidad que forma personas con vocación de servicio a la sociedad; Universidad de calidad y sostenible; y Universidad que es vínculo.

El decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la PUCV, David Luza, presidió la Comisión de Desarrollo y agregó que para elaborar un informe de análisis del documento se contempló la información recabada en diversas instancias previas, entre ellas, un insumo importante fueron las series de encuentros “Pensemos PUCV”, donde participaron académicos, estudiantes y funcionarios, como también representantes de nuestros públicos externos. 

“Aparte de los análisis que todas las facultades y unidades académicas hicieron, la Rectoría recogió información valiosa de la comunidad universitaria y de sus distintos grupos externos, lo que incluyó aspiraciones y dimensiones a consolidar. El Plan de Desarrollo Estratégico debe entenderse desde esa perspectiva”, indicó.

UNA NUEVA MIRADA HACIA EL CENTENARIO

Según el profesor Luza, el nuevo Plan trae el siguiente desafío: requiere de una mirada integral de los distintos ámbitos que se desarrollan en la Universidad. “Lo que deberá medirse en la diversas entidades académicas contribuirá al logro de dimensiones que ya no están encapsuladas por áreas. Si el anterior texto se refería a pregrado, postgrado, vinculación con el medio o investigación, ahora se habla de identidad, conocimiento, universidad con vocación de servicio, institución que es vínculo. No son palabras que reemplazan o rebauticen los distintos ámbitos”, aseguró.

En el documento, por ejemplo, no se plantean áreas que puedan perfilar sus propias metas, en el fondo requiere de toda la Universidad en su conjunto, lo que representará un desafío mayor para contar con una mirada y una actitud de colaboración.

Por otro lado, el texto se encarga de proyectar la Universidad que está pronta a cumplir 90 años de historia y también se imagina cómo será cuando llegue a su centenario en 2028.

“El documento abarca el periodo entre 2017 y 2022, pero nos propusimos tener una mirada hacia el centenario de la PUCV. El texto tiene una carga de época, respecto a cómo queremos que sea esta institución centenaria, cómo esperamos que se reconozca su aporte a la sociedad. Eso entrega un sentido de hospitalidad pues se constituye también como una invitación a otros para proyectarnos hacia el 2028. Al respecto, el Plan tiene un sentido generoso de comenzar con una mirada a largo plazo. Estamos conscientes de que el documento debe contemplar ciertas metas, pero abrimos la puerta a la inspiración para soñar con un devenir”, explicó el profesor Luza.

Según el académico, este nuevo Plan de Desarrollo Estratégico saca a la institución de su zona de confort y la lleva a mirar con un sentido distinto la forma en que la Universidad participa en el desarrollo del país y representa a Chile en el extranjero, como una institución con tradición, que cultiva la excelencia en su quehacer.

“La idea que trasciende el documento es hablar más de interdisciplinariedad dentro de la Universidad. Esto lleva a pensar que la investigación no debe pensarse sólo para aquellas áreas prioritarias que requiere el país, sino que también ver qué es lo que puede decir la PUCV respecto a la investigación o a la creación artística para que contribuya de manera asociada. Esta reflexión debería traer nuevas dimensiones interdisciplinarias”, concluyó.

Dirección General de Vinculación con el Medio