PUCV participará en proyecto Núcleo Milenio sobre ciclo sísmico en zonas de subducción

El equipo de investigadores es integrado por los expertos Daniel Melnick de la Universidad Austral de Chile, Andrés Tassara de la Universidad de Concepción y Marco Cisternas de la Escuela de Ciencias del Mar de nuestra Casa de Estudios.

06.07.2017

Las zonas de subducción han generado los terremotos más grandes del planeta. Los devastadores eventos de Sumatra 2004 y Japón 2011 han demostrado las limitaciones de conocimiento que tenemos respecto al potencial sísmico asociado al proceso de subducción. El ciclo sísmico en dichas zonas es un proceso repetitivo que se caracteriza por la acumulación de energía durante décadas o siglos, producto de la convergencia de placas tectónicas y su liberación repentina que se produce durante un terremoto al desplazarse la falla que separa a las placas.

Las zonas de subducción más estudiadas en el mundo son las placas de Japón y Cascadia. Sin embargo, no se ha investigado lo suficiente la que tenemos bajo la costa chilena, que puede concebirse como un laboratorio natural que presenta terremotos de gran magnitud y que son relativamente contemporáneos, donde se cuenta con buenos registros.

Al respecto, la PUCV junto a otras dos instituciones regionales se adjudicó fondos para constituir un Núcleo Milenio sobre este ámbito en el marco de un programa gubernamental del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo que tiene como principal objetivo el apoyo al desarrollo de la investigación científica y tecnológica de excelencia en Chile, factor clave del desarrollo económico y social sostenible.

El Núcleo Milenio se titula CYCLO “El ciclo sísmico a lo largo de las zonas de subducción” y es liderado por el profesor Daniel Melnick de la Universidad Austral de Chile como investigador responsable y junto a él participan los expertos Andrés Tassara de la Universidad de Concepción y Marco Cisternas de la Escuela de Ciencias del Mar de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. 

Los objetivos del Núcleo Milenio CYCLO son: cuantificar procesos de deformación asociados al ciclo sísmico a lo largo del margen continental chileno para explorar los mecanismos responsables de grandes terremotos y desarrollar modelos probabilísticos de amenaza. Sus resultados servirán de base para que las instituciones responsables del riesgo puedan reducir las pérdidas causadas por futuros terremotos y tsunamis en las zonas de subducción.

Sobre esta importante noticia para la PUCV, considerando que es el primer Núcleo Milenio que se adjudica la Universidad en consorcio con otras prestigiosas instituciones regionales, el vicerrector de Investigación y Estudios Avanzados, Joel Saavedra, destacó que la participación de expertos de la Escuela de Ciencias de Mar representa una puesta en valor a la generación de conocimiento de clase mundial en un tema que es de interés internacional.

“Además, nos permite posicionar a nuestra Casa de Estudios como un referente en el tema de desastres naturales y a la vez nos muestra que nuestros científicos pueden participar de iniciativas de mayor envergadura donde además los procesos de selección de propuestas deben cumplir con exigentes indicadores de calidad a nivel internacional. Esto es hacer ciencia de clase mundial y aportar a la generación de conocimiento con impacto aplicado desde Valparaíso para el mundo”, precisó.

UN MILLÓN DE DÓLARES

El grupo de expertos recibirá un millón de dólares por un plazo de tres años. Una parte importante de esos recursos se utilizarán para contribuir a la formación de capital humano avanzado, ofreciendo becas de pregrado, magíster, doctorado y postdoctorado durante ese periodo, además de propiciar el desarrollo de publicaciones de investigadores nóveles.

“La idea es promover que los científicos jóvenes mejores su formación y hagan investigación de primer nivel en la línea del ciclo sísmico a lo largo de las zonas de subducción (…) Presentamos un Núcleo Milenio con un alto nivel de excelencia y una gran cantidad de publicaciones reconocidas a nivel internacional. Estos son proyectos que tienen como meta el desarrollo de la investigación de primera línea. La idea es financiar núcleos que después se convertirán en institutos y que logren una independencia por sí mismos”, complementó el profesor Marco Cisternas.

La labor del experto de la PUCV se vinculará específicamente con el área paleosismológica para analizar cómo este ciclo sísmico se comportaba antes en la historia.

Para conseguir los fondos del Núcleo Milenio se presentaron más de 100 proyectos y se adjudicaron sólo seis. Los miembros del jurado son investigadores extranjeros especialmente contactados para la ocasión, los que son contratados por el Ministerio de Economía para velar por la independencia en la decisión. 

El Núcleo Milenio CYCLO obtendrá nuevas observaciones de ciclos sísmicos individuales a través del estudio de la deformación en la falla interplaca y en la placa superior. Éstas se integrarán con modelos geofísicos y geodésicos para proveer una definición formal de segmentos sismo-tectónicos. Esta información es vital para evaluar correctamente la amenaza de terremotos y tsunamis a nivel nacional.

La incorporación de las observaciones a modelos estadísticos permitirá estimar el potencial sísmico de cada segmento mediante un enfoque probabilístico empírico. Considerando que en Chile el modelamiento numérico en el ámbito de los terremotos se encuentra en sus inicios, la iniciativa contempla la colaboración de científicos internacionales de primera categoría para especializar a investigadores jóvenes.

LOS NÚCLEOS MILENIO

La Iniciativa Científica Milenio financia la creación y desarrollo de centros de investigación de alto nivel en las áreas de ciencias sociales y ciencias naturales, los que son adjudicados a través de concursos públicos por sus méritos científicos. Estos centros se dividen en Institutos Milenio y Núcleos Milenio los que se diferencian, principalmente, por la cantidad de investigadores, periodo de financiamiento y monto asignado.

Milenio es un programa que destaca como un actor relevante del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación que se propone como desafío relevar los aportes de la labor científica al país.

Por Juan Paulo Roldán y Macarena Guerra

DGVM/VRIEA