Universidad finaliza proyecto que busca recuperar el congrio colorado en Lebu

La iniciativa fue ejecutada por la Escuela de Ciencias del Mar con financiamiento de CONICYT y el Gobierno Regional del Biobío con la participación de la Subsecretaría de Pesca, el municipio local y la Federación de Pescadores Artesanales de la provincia de Arauco.

28.07.2017

A nivel internacional, el uso de los arrecifes artificiales comenzó a masificarse a partir de la década de 1980. Los japoneses llevan una tradición centenaria, pero también se han instalado recientemente en países como Corea del Sur, Tailandia, Filipinas, España, Estados Unidos y México.

Los arrecifes artificiales son estructuras especialmente acondicionadas para proporcionar un hábitat adecuado para la flora y fauna marinas. Estas pueden ser de concreto, metal, cilíndricas, cuadradas y en ocasión se han adaptado barcos en desuso con este fin.

Al respecto, la Escuela de Ciencias del Mar de la PUCV realizó el proyecto titulado “Desarrollo de la tecnología de nichos artificiales para el asentamiento y recuperación del Congrio Colorado (Genyperus chilensis) orientado a la sustentabilidad de la pesca artesanal de la Región del Biobío”, el que contó con recursos de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT), a través de un proyecto FONDEF y también con aportes del Gobierno Regional del Biobío.

La iniciativa liderada por la Dra. María Isabel Toledo se realizó durante dos años y siete meses en la costa de Lebu y fue apoyada además por la Subsecretaría de Pesca, la Ilustre Municipalidad de Lebu y la Federación de Pescadores Artesanales de la provincia de Arauco.

El objetivo fue implementar nichos artificiales para el congrio colorado y conseguir luego un aumento de la productividad, biodiversidad, biota marina y una vez que esta especie sea colonizada, se reintroduzcan nuevamente para asegurar una población base.

Esta semana se efectuó la ceremonia de cierre del proyecto FONDEF que se desarrolló en el Hotel Marina del Rey donde asistieron autoridades vinculadas a esta iniciativa.

En la ocasión, expuso además la experta mexicana Magaly Cruz Marzoa, directora del Proyecto Arrecifes Artificiales del Estado de Veracruz, quien compartió la experiencia realizada en su país.

VICERRECTOR: “ES INVESTIGACIÓN CON SENTIDO SOCIAL”   

Por su parte, el vicerrector de Investigación y Estudios Avanzados de la PUCV, Joel Saavedra, destacó que este proyecto refleja el compromiso que tienen nuestros académicos y profesionales con la transferencia del conocimiento a toda la sociedad.  

“Es importante resaltar la investigación con sentido social. Hemos tratado de provocar este tránsito al interior de la Universidad. Lamentablemente, todos los indicadores externos nos obligan a generar conocimientos con estándares comunes para asegurar así la calidad, pero también es esencial que esta investigación no quede guardada en los laboratorios. Es necesario que se generen cambios considerando nuestra vocación pública, colaborando estrechamente con las comunidades”, planteó.

Luego, el subsecretario de Pesca, Pablo Berazaluce, destacó la vinculación que se produjo entre el sector público y privado. “La idea es que este aprendizaje sea recogido y considerado para futuras intervenciones en esta línea. Un factor muy relevante es considerar actividades en terreno con las comunidades locales y generar resultados que impacten en las especies biológicas ubicadas allí. Además es importante destacar el trabajo de difusión y participación con las organizaciones de pescadores artesanales locales ligadas al proyecto, lo que permitirá un mayor compromiso con el seguimiento de este tipo de iniciativas”, agregó.

En esta misma línea, el coordinador del Área Pesca y Acuicultura FONDEF, Cristián Lagos agregó que “el congrio colorado es una especie bien apetecida en el mercado nacional. Tiene características para hacer repoblamiento, pues no es migratorio. Es un pez territorial. Como solución creemos que debe abordarse con la pesca artesanal, que ha ido mermando sus desembarques”. 

DRA. TOLEDO: “FUE UN TRABAJO COLABORATIVO”

La directora del proyecto, Dra. María Isabel Toledo, recordó que no fue fácil realizar este proyecto considerando la falta de normativa que existe al respecto y las duras condiciones climáticas de la costa de Lebu que este año enfrentó fuertes episodios de marejadas, lo que les llevó a postergar la iniciativa por un plazo de siete meses.

“Nos sentimos muy orgullosos de lo logrado pues ocupamos un diseño innovador en relación a otros que habíamos visto. Fue pensado especialmente para el congrio colorado, lo que complementamos con la bibliografía y experiencia. Elegimos Lebu, pues tratamos de efectuar investigación con un sentido social. Trabajar con los pescadores artesanales fue muy enriquecedor para nosotros y contribuimos a resolver un problema que ellos tenían. Fue un trabajo colaborativo”, indicó.

 El administrador municipal de Lebu y alcalde (s), Jorge Ravanal, también tuvo buenas palabras para referirse a la iniciativa que dejó en la localidad una inversión que supera los 20 millones de pesos, con la posibilidad de buscar nuevas fuentes de financiamiento a futuro.  

“Hoy podemos decir luego de la ejecución del proyecto que estamos felices de haber aceptado el desafío. No hemos tenido buenas experiencias con otras instituciones con la que hemos trabajado. En este caso, podemos dar fe de que la PUCV cumplió con todos los plazos y fueron muy rigurosos en la tramitación administrativa. Como contraparte estuve revisando los informes de avance. El equipo se la jugó, demostraron seriedad, visitaron constantemente la zona y lograron entusiasmar a los pescadores”.  

Hernán Vicencio, es el presidente de la Federación Gremial de Pescadores Artesanales de la Provincia de Arauco y también agradeció la labor realizada por nuestra Casa de Estudios.

“Gracias a este proyecto pudimos abrir los ojos. Los pescadores de Lebu sólo pensaban en la reineta y la jibia, no se valoraba la acuicultura. Esta iniciativa nos gustó porque vimos la recuperación del congrio colorado que será la pesca del futuro. La labor de la PUCV con nosotros fue fantástica y estamos muy agradecidos. Como institución tienen toda la disposición para seguir trabajando allí”, concluyó.

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio