Violinista chileno-alemán Manuel Druminski y la Orquesta de Cámara PUCV brindan concierto por el Día del Sagrado Corazón

02.07.2019

La Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, con su tradicional concierto a cargo de su Orquesta de Cámara y ante un Salón de Honor colmado de público, dio por concluida la celebración del Día del Sagrado Corazón, Patrono de nuestra Casa de Estudios.

En esta esta instancia, que contó con la presencia del rector Claudio Elórtegui, miembros de la comunidad universitaria, músicos de otras agrupaciones locales y nacionales y público en general, la agrupación de la PUCV interpretó obras de George Philip Telemann, Jean Sibelius, Ralph Vaughan Williams, Gustav Holst y Astor Piazzolla.

El destacado violinista chileno-alemán Manuel Druminski, quien posee una amplia trayectoria musical a nivel internacional, fue el invitado especial a este concierto y derrochó su virtuosismo al interpretar el poco difundido “Concerto Accademico”, del inglés Ralph Vaughan Williams.

“Este magnífico concierto de nuestra Orquesta de Cámara, con la presencia de Manuel Druminski, ha venido a coronar y culminar la celebración del Día del Sagrado Corazón. Tuvimos un muy buen marco de público. Éste es el tipo de actividades artísticas y culturales que hacen tanta falta en Valparaíso”, señaló en la oportunidad el rector Claudio Elórtegui.

Por su parte, Pablo Alvarado, director de la Orquesta de Cámara PUCV, expresó que “este concierto es un evento que se ha ido plasmando en el tiempo. Y nosotros, como orquesta universitaria, siempre buscamos algo para innovar”.

Entre las obras preparadas para esta ocasión, se encuentra el concierto para dos flautas traversas de Telemann, que fue interpretado por Gonzalo Osses y Nicolás Barrantes, ambos formados en el Instituto y Conservatorio  de Música PUCV.

Refiriéndose a su estadía con la Orquesta de Cámara y en nuestra Universidad, Druminski señaló que “se dio la coincidencia y fue en realidad algo muy maravilloso, no solo para la orquesta sino también para el público”. Asimismo, reconoció que “me hubiese gustado tocar un poco más junto a los músicos de la Orquesta (…) Este tipo de actividades son importantes, pues es cultura. Hay que cuidarlas y desarrollarlas”.

Alberto Smith, quien asiste por primera vez a este tipo de eventos en la región, aseguró estar “francamente extasiado, es lo mínimo que puedo decir. Conmueve ver a jóvenes tan involucrados, no sólo por la música, sino también por cómo están interpretando”.

Por otra parte, Elena Soto, quien conoció a Druminski en su última visita el año pasado, afirmó que “la Orquesta ha progresado enormemente desde que se fundó. Tiene una solidez y un lindo programa. Se merecía este público tan entusiasta y de mucha juventud”.

Por Macarena Rojas

Dirección General de Vinculación con el Medio