Conmemoración del Día Internacional del Trabajo en la PUCV

Con una Eucaristía que se efectuó en la Capilla de Casa Central comenzó la conmemoración del Día Internacional del Trabajo en la PUCV.

Con una Eucaristía que se efectuó en la Capilla de Casa Central comenzó la conmemoración del Día Internacional del Trabajo en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, donde participaron autoridades, académicos y funcionarios de nuestra Casa de Estudios.

Fiel a su tradición, la misa fue presidida por el Gran Canciller de la PUCV y Obispo de Valparaíso, Monseñor Gonzalo Duarte García de Cortázar, quien ofreció una síntesis del documento titulado "Convivencia en Chile: Desafío ético y respeto a nuestra dignidad", el que fue elaborado al interior del Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile.

"Es la hora de una profunda introspección tanto a nivel personal como institucional. La idea de poseer siempre más y de los derechos individuales ha engendrado una carrera por acceder a mejores condiciones materiales. Tal vez, por lo mismo, en el camino ha generado agresividad y el todo vale. De este modo, nuestra convivencia laboral, urbana, cívica y mediática tiende a convertirse en una guerra despiadada", indicó Monseñor Duarte.

El Gran Canciller valoró los esfuerzos del gobierno, los parlamentarios y de los diversos actores por renovar el marco regulatorio de nuestra convivencia y planteó que se deben modificar aquellos aspectos de nuestra institucionalidad que hicieron posible los abusos que hoy se condenan.

"Debemos redescubrir que el poder de las autoridades existe para servir a los demás y que servirse de dicho poder provoca un daño capital. Debemos tomar conciencia de que la honra de las personas es crucial en la convivencia social. Por lo tanto, una práctica permanente de denostación pública como modo de diálogo político solo colabora a desintegrar más el ya debilitado tejido social", precisó.

Por su parte, el presidente del Sindicato N°1, Osvaldo León, destacó el trabajo realizado a nivel de los funcionarios.FOTO_01 W:549 H:464 108 kb

Monseñor Duarte agregó que todavía estamos a tiempo para desterrar la idolatría del dinero y de la corrupción. "De valorar la actividad política y de sus actores, de reconocer el aporte de tantos trabajadores y empresarios, de avanzar en el trato justo, respetuoso y amable que nos debemos, en fin, de corregir nuestros errores y juntos fortalecer el alma de Chile".

LA IMPORTANCIA DEL "SHABAT"

Posteriormente, los asistentes se trasladaron a la Sala Obispo Emilio Tagle, donde el rector (s), Joel Saavedra, destacó la importancia que tiene el respeto y la buena convivencia que existe al interior de la PUCV, lo que se refleja en un buen clima laboral.

"Este momento donde compartimos como comunidad viene de una larga tradición que tiene la Iglesia de ofrecer la contribución de su enseñanza y experiencia a aquellos que pretenden servir a la causa del hombre, el trabajo, el progreso, la justicia social y la paz. Como institución de la Iglesia debemos estar atentos a los signos de los tiempos, como lo hiciera la Encíclica Rerum Novarum del Papa León XIII, haciendo una encendida defensa de la dignidad de los trabajadores", agregó.
Por su parte, el presidente del Sindicato N°1, Osvaldo León, destacó el trabajo realizado a nivel de los funcionarios. "Estamos trabajando con esperanza, cohesión y unidad en procesos que pueden tener mucha trascendencia en términos históricos para el movimiento sindical de la Universidad y también a nivel nacional. Estamos trabajando en la administración del contrato colectivo que significa un proceso de trabajo permanente con la institución universitaria. También nos encontramos colaborando con el sindicato Alberto Hurtado para contar con una institución unitaria, lo que va a marcar nuestro trabajo en lo social y en lo político".

El presidente del Sindicato Alberto Hurtado, Máximo Valdivia, planteó que "en una fecha como ésta donde recordamos la tragedia de Chicago, podemos recoger la semilla de lucha y reivindicación que significó esa lamentable situación y tomamos ese ejemplo de los trabajadores que se inmolaron por esas reivindicaciones, lo que debe darnos ánimo para asumir los compromisos y las aspiraciones reivindicativas de nuestros asociados, considerando que en 2015 cumplimos 50 años de existencia".

La académica de la Facultad Eclesiástica de Teología, Loreto Moya, luego efectuó la conferencia "El Shabat, culmen del trabajo", donde recordó aspectos del Génesis en el Antiguo Testamento, cuando Dios descansó en el último día de la creación.

Como conclusión, la profesora agregó que Dios delega parte de la creación a los astros y a los humanos, lo que demuestra el dominio de su propio poder.

"El Shabat en la tradición judía recuerda al día del descanso. ¿Qué nos dicen los libros sagrados sobre el descanso? ¿Qué dice la teología? En la Biblia se nos ofrece un relato de la creación que pone en escena los parámetros del universo, donde Dios descansa al 7° día. El descanso para Dios es parte de la creación. Sin descanso, no habría terminado su obra", planteó la académica.

Como conclusión, la profesora agregó que Dios delega parte de la creación a los astros y a los humanos, lo que demuestra el dominio de su propio poder al autolimitar su acción para que otros lleven a cabo sus vidas. "La creación se acaba con la autonomía del mundo. En el fondo, no monopoliza el control de su obra. Para el cristiano, el trabajo es sumarse al plan creador de nuestro Dios. El trabajo libera, da vida y dignifica", concluyó.