Entrevista Andrés Sarrazín: la ciencia en el actual proceso constituyente

El académico se refiere al rol que debería tener la ciencia en el actual proceso para crear una nueva Carta Magna.

03.08.2021

En julio de este año se dio inicio a las sesiones la Convención Constitucional, dónde se deberá redactar la carta que sentará las bases para el futuro de nuestro país. Esta instancia abre las puertas para poder dar importancia a diversos temas que quizás no están siempre en primera línea dentro de los debates.

En este escenario, conversamos con el académico del Instituto de Química PUCV, Andrés Sarrazín, para conocer qué rol cree que debería tener la ciencia en la nueva Constitución.

  • ¿Le gustaría que la ciencia estuviera presente en la nueva constitución?

Evidentemente que sí. De partida, con científicos o científicas como constituyentes. Y hasta donde sé, hay dos científicas, una del norte y otra del sur.

  • ¿De qué forma?

Me gustaría ver la ciencia en la base de toda discusión, mediante el uso de evidencia científica cuando sea necesaria. También como un derecho como chilenos a conocer y estudiar nuestro territorio, nuestra biodiversidad, nuestros recursos, para protegerlos haciendo un buen uso y no abuso de ellos. No podemos proteger lo que no conocemos. Es necesario tener una visión país que incluya a la naturaleza, al medio ambiente, a nuestro entorno, y que vaya muchísimo más allá de la visión extractivista actual y pasada.

  • ¿Cree que la actual pandemia pandemia podría afectar de forma positiva la aparición de la ciencia en este nuevo proceso constituyente?

La verdad no. La pandemia de hecho puede ser una nueva justificación para quitarle más recursos a la Ciencia, a pesar de lo ilógico que suene. En cuanto a eso, espero que una nueva Constitución le devuelva la lógica a las decisiones que tomamos como país. Que recuperemos algo del sentido común que hemos perdido (si es que alguna vez lo tuvimos) como nación.

  • ¿Qué elementos son necesarios para el buen desarrollo de la ciencia en nuestro país?

Primero, considerar lo que dice la Ciencia al tomar cualquier decisión que la involucre, como por ejemplo el uso de recursos renovables o no renovables. Segundo, financiarla. Y cuando digo financiarla me refiero a destinar fondos que permitan su crecimiento, el nacimiento de nuevas áreas, su vinculación con la producción, la creación y la educación, la creación de empleos, todo esto sostenido en el tiempo, más allá de lo que decida el gobierno de turno. Tercero, fomentarla, hacerla atractiva, no exitista, promover la curiosidad, los desafíos, las proyecciones a largo plazo. Y cuarto, descentralizarla, tanto a nivel territorial como a nivel temático. Expandir el conocimiento.

  • ¿Cómo visualiza el futuro de la ciencia en Chile?

Honestamente, no puedo visualizarlo. En mi experiencia siento que seguiremos luchando contra la adversidad, premiando a unos pocos, olvidando las regiones, promoviendo la continuidad, el paper por sobre las ideas. Pero no puedo negar que el proceso constituyente me da esperanzas, quizás no a corto plazo, pero sí como un proceso que recién comienza.

El proceso constituyente ya está en marcha y en un plazo máximo de 12 meses, los más de 155 personas electas popularmente para la redacción del nuevo texto para la nueva Constitución. Luego, se volverá a realizar un plebiscito para saber si los chilenos y chilenas aprueban o rechazan la nueva propuesta para nuestra Carta Magna.

Facultad de Ciencias PUCV