Presentan libro que busca potenciar la internacionalización de Valparaíso aprovechando el aporte de sus universidades

Obra de Juan Paulo Roldán, publicada por Ediciones Universitarias de Valparaíso, fue lanzada en la PUCV, donde autoridades y académicos coincidieron en la necesidad de sumar aun más a las casas de estudios a la matriz productiva y exportadora de la región.

26.10.2015

Valparaíso, en tanto principal centro intermediario del Pacífico Sur en el siglo XIX, se convirtió en uno de los primeros testimonios claros y complejos de internacionalización en el país. La creciente actividad comercial y portuaria con el extranjero estuvo marcada por la influencia de los inmigrantes, sobre todo a través de las colectividades inglesa y alemana, mientras que el comercio urbano fue dinamizado por los descendientes de italianos, españoles, franceses y alemanes. La impronta europea se advierte hasta hoy en la ciudad, en la educación, la arquitectura, desde luego el comercio, entre otros ámbitos.

En la actualidad, y si bien el impacto no se acerca al de lugares como Boston, Melbourne, Londres, Salamanca y otros en el mundo, Valparaíso se ha instalado como un polo de atracción universitaria: casi 2 mil alumnos extranjeros estudian en las universidades de la región, encontrándose la mayoría de ellos en una estancia de intercambio.

La marcada identidad universitaria de Valparaíso, la cada vez mayor actividad internacional y global de sus universidades, y el potencial de la región en este ámbito, motivaron a Juan Paulo Roldán, periodista y magíster en Relaciones Internacionales de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, a escribir el libro “Valparaíso Global: Cómo contribuir a la internacionalización de la ciudad desde las universidades”.

El trabajo acaba de ser publicado por Ediciones Universitarias de Valparaíso y deriva de la tesis con la cual Roldán, quien se desempeña en la Dirección General de Vinculación con el Medio de la PUCV, obtuvo el grado de magíster.

En el texto, el autor analiza estrategias que contribuyan a potenciar la inserción internacional de la Región de Valparaíso a través de sus cuatro universidades tradicionales: Católica de Valparaíso, Técnica Federico santa María, de Valparaíso y de Playa Ancha.

En tal sentido, estudia los retos que ofrece la internacionalización a las universidades chilenas en el contexto de la globalización y revisa su impacto, para luego proponer que ésta ofrece un marco que permite entender las nuevas relaciones entre los centros de estudios superiores en el mundo y, finalmente, analizar dos estrategias con miras a favorecer la acción y la vinculación internacional de esta región, y estudiar los avances y retrocesos de una alianza en este ámbito entre las cuatro instituciones mencionadas.

UNIVERSIDADES Y APARATO PRODUCTIVO

El libro fue presentado en Casa Central, ante autoridades universitarias y representantes de los poderes Ejecutivo y Legislativo. Entre estos, el senador Francisco Chahuán, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, quien celebró la publicación del libro pues “hay que generar perspectivas para el Chile del mañana y hay que hacerlo desde las universidades”.

Advirtió, eso sí, que hace falta que las universidades y el sector productivo dialoguen mucho más, y que tenemos como desafíos incrementar la movilidad de profesores, los alumnos de intercambio y las tesis de grado y postgrado que se materialicen en aplicaciones o propuestas concretas.

Otro aspecto que, a su juicio, merece no solo interés sino además preocupación, es la incertidumbre respecto del presupuesto público para las universidades, dados los cambios en las propuestas del Gobierno en materia de gratuidad.

A juicio del legislador, nuestras universidades han desarrollado experiencias de éxito en materia de internacionalización y cuentan con académicos, profesionales y alumnos de gran calidad, lo que debe ser destacado y promovido.

En una línea similar comentó Alejandro Corvalán, economista y director regional de ProChile. “Tenemos que exportar más servicios profesionales, como se lo propuso Australia hace 15 años, para así diversificar nuestra matriz exportadora. Las universidades son parte importante del aparato productivo regional y debemos fomentar e incorporar aun más ese potencial, si no, se puede diluir”, opinó el también profesor de la PUCV.

La tesis de Juan Paulo Roldán fue guiada por Raúl Allard, director del Magíster en Relaciones Internacionales PUCV, ex intendente regional y exsubsecretario de Educación. Para él, la internacionalización de las universidades ha de integrar todo lo que éstas hacen y no solo concentrarse en el trabajo docente y el intercambio de alumnos. “Hay que sumar la investigación y la extensión”, manifestó el académico.

Por Claudio Abarca

EUV