Profesor Patricio Arana participó en reuniones de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos

El académico de la Escuela de Ciencias del Mar y Profesor Emérito de la PUCV representó a nuestro país en Francia.

11.07.2019

Más de 60 especialistas de 19 países se reunieron a principios de julio en Concarneau (Francia) en dos reuniones organizadas por la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antártico (CCRVMA). La primera que duró una semana, abordó la revisión de los resultados obtenidos en las investigaciones realizadas sobre peces y crustáceos en aguas antárticas durante el último año y las propuestas de proyectos a efectuar durante 2020.

La segunda reunión tuvo como principal objetivo analizar los avances en los estudios efectuados sobre krill antártico y determinar el estado de situación de este recurso, con el fin de revisar las medidas de manejo que regulan la pesquería de esta importante especie.  

A ambos encuentros asistió el Profesor Emérito de la PUCV y académico de la Escuela de Ciencias del Mar, Patricio Arana. En la primera de ellas como representante nacional y en la segunda integrando la delegación chilena a esa reunión. En esta última, el académico presentó el documento “Análisis de las operaciones chilenas realizadas en la pesquería de krill antártico, años 2017-2018”.

Al respecto, el recurso krill representa la base de la cadena alimentaria para muchas especies que habitan esa región, principalmente ballenas, peces, pingüinos, aves voladoras, focas y calamares. Por dicha razón, la atención de esta reunión se centró en tratar de definir un programa de trabajo que permita determinar en los próximos dos años el estado en que se encuentra este recurso, establecer el impacto del cambio climático, y principalmente, asesorar a la Comisión a definir las medidas de conservación más apropiadas para el manejo de este recurso y la regulación de la pesquería, con el fin de asegurar que las especies predoras dispongan del alimento necesario para su subsistencia.

El académico indicó que “esta es una gran tarea que se le impone a la comunidad científica que trabaja en las aguas que rodean ese continente, labores que deben ser enfrentadas con responsabilidad y urgencia para responder a la brevedad las actuales interrogantes y definir las medidas necesarias para proteger al ecosistema antártico como un todo”.

Dirección General de Vinculación con el Medio