Director de Centro Vincular PUCV participó en 2ª Consulta Regional sobre Empresas y Derechos humanos

Dante Pesce, quien además es miembro del Grupo de Trabajo de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos, destacó la participación y la diversidad en el encuentro donde se abordó el avance en políticas y planes de acción que promuevan conductas empresariales responsables.

En Santiago, en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe-CEPAL, entre el 17 y 19 de enero, se llevó a cabo la 2ª Consulta Regional sobre Empresas y los Derechos Humanos para revisar el actual estado de avance sobre la implementación de los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre empresas y los derechos humanos en la región, en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

El encuentro fue organizado de manera conjunta por la Oficina para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre Empresa y Derechos Humanos, con el apoyo de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería de Chile, las embajadas de Noruega y de los Países Bajos, así como de la Red Pacto Global Chile.

Con un formato interactivo, las discusiones se focalizaron en cómo avanzar hacia el desarrollo y la aplicación de políticas y planes de acción que promuevan conductas empresariales responsables y de respeto de los derechos humanos. Participaron autoridades de gobierno, representantes de organismos internacionales, cuerpo diplomático, líderes de la sociedad civil, ejecutivos de empresas públicas y privadas, junto a más de cien asistentes de distintos países y organizaciones, para dar continuidad a los diálogos sostenidos en la 1ª Consulta (marzo, 2016).

La sesión inaugural contó con palabras del Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL, Antonio Prado, quien destacó la importancia de las empresas para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, señalando que “las empresas no deben tolerar los vínculos con abusos de derechos humanos en ninguna parte de sus operaciones y cadenas de suministro” y que éstas “deben exigir respeto por los derechos humanos en los Estados donde éstos operan”.

El Presidente del Grupo de Trabajo de la ONU sobre empresas y derechos humanos, Michael Addo, enfatizó que “fueron los países de América Latina que levantaron ante las Naciones Unidas el tema del impacto de las empresas en los derechos humanos; tenemos que reconocer ese liderazgo, pero necesitamos que estos países asuman el liderazgo en la búsqueda de soluciones y que lideren con el ejemplo en asuntos propios de la región, como la violencia y criminalización de defensores de derechos humanos”.

En tanto, el Ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, se refirió al Plan Nacional de Acción de Empresas y Derechos Humanos que desarrolla actualmente el Gobierno de Chile, destacando que “en momentos de incertidumbre en el escenario mundial, debemos redoblar nuestro trabajo para hacer realidad las aspiraciones nacionales, regionales y globales por una vida mejor que incluya, por cierto, el trabajo de empresas y derechos humanos”.

“Esta Segunda Consulta se ha robustecido en comparación a la primera, de marzo del año pasado. Hemos  fortalecido la participación, la diversidad, los contenidos, la profundidad de la conversación, lo que es extremadamente alentador”, señaló Dante Pesce, Director Ejecutivo del Centro Vincular de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) y miembro del Grupo de Trabajo de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos. “Sin embargo, tenemos que redoblar nuestros esfuerzos para sumar a los que no están y, según la premisa de la Agenda 2030, no dejar a nadie atrás”, agregó.

Al respecto, el Representante para América del Sur del ACNUDH, Amerigo Incalcaterra, valoró la participación de representantes de Estados, sociedad civil y empresas en la actividad, señalando a su vez que “se ha puesto de manifiesto la necesidad de que también participen las comunidades que se han visto afectadas por operaciones empresariales y poder escucharlas en primera persona, lo que ciertamente buscaremos incorporar en el futuro”.

En ese sentido, las instituciones organizadoras anunciaron que en diciembre de 2017 se sostendrá la tercera edición de la Consulta Regional, en la cual se espera que los diversos actores muestren los avances realizados durante el año en aspectos como la promoción de políticas y planes de acción sobre empresas y derechos humanos en América Latina y el Caribe.

 

“Hoy hemos anunciado la Tercera Consulta, para que tanto los gobiernos como las empresas, los gremios, las asociaciones, la sociedad civil y todos los actores se preparen para mostrar evidencias de progreso de aquí a la próxima reunión”, invitó Dante Pesce.

El experto internacional comentó, además, que América Latina y el Caribe ha sido pionera en la realización de este tipo de consultas participativas, las que serán replicadas en otras regiones del mundo, por ejemplo en Asia en mayo de este año.

Amerigo Incalcaterra, valoró la participación de organizaciones de la sociedad civil en esta 2ª Consulta, reconociendo que son estas organizaciones las que mejor conocen los efectos e impactos de la actividad empresarial en la región.

La misión de la Oficina Regional para América del Sur del ACNUDH es la observación, promoción y protección de los derechos humanos en seis países de la región: Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, Perú, Uruguay y Venezuela, en el esfuerzo de establecer relaciones de estrecha cooperación, asistencia técnica y diálogo permanente con los gobiernos, las instituciones nacionales de derechos humanos, las organizaciones de la sociedad civil, los equipos de país y agencias de las Naciones Unidas, entre otros.

Programa y paneles de discusión

http://acnudh.org/programa/

Descarga de presentaciones y ponencias

https://owncloud.unog.ch/public.php?service=files&t=f239b33ade351c02aa8a85953ca8c72f

Por Karina Toledo

Centro Vincular PUCV