Doctorado en Historia PUCV inauguró su Año Académico 2017

“El Chile político como traducción de fenómenos mundiales” se tituló la clase magistral que dictó el doctor Joaquín Fermandois Huerta, historiador y académico del Instituto de Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

05.04.2017

“La historiografía chilena está muy centrada en este país y no se reflexiona que lo que sucede aquí está pasando o ha sucedido en otras partes. Hay una pugna, entre la unidad y la diversidad de la historia humana. En esta elección me quedo con la idea de la unidad de la historia humana, en el espacio y en el tiempo”, señaló en su exposición Joaquín Fermandois, historiador y académico del Instituto de Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

En su conferencia inaugural del año académico del Doctorado en Historia de la PUCV indicó que nuestro país ha sido producto de fenómenos universales. “Chile nació a la historia por dos cataclismos o movimientos universales. El primero es la expansión europea de 1500 aproximadamente que llevó a la sociedad criolla mestiza la combinación o la coexistencia criolla de pueblos originarios. También fuimos creados por Europa, pero no por la Europa que creó la modernidad”, puntualizó.

Para el exalumno de la PUCV el segundo momento fundacional es la historia republicana, que es parte del proceso de la creación de la política moderna a fines de la segunda mitad del siglo XVIII y la primera mitad del siglo XIX en todo el mundo euroamericano.  “Somos parte de este fenómeno, que fue también la primera oleada de descolonización, que es propio también de la historia europea en torno al 1800”, precisó.

El académico explicó que la experiencia republicana en América y en Chile nació a partir de la experiencia de la política moderna.

“Creo que la República o la llamada democracia tienen una raíz antropológica. No es algo casual en la historia humana. La teoría del pacto o la antigua teoría republicana afincaban en esa realidad y también este país nace en un momento en torno a un sistema internacional eurocéntrico, que pasa del siglo XVIII al XIX. En el curso del XIX se transforma en un sistema internacional global, que va a ser luego el euroamericano y somos introducidos a la economía mundial, aunque de alguna manera habíamos estado en ella. Hay una economía mundial y Europa fruto de su evolución económica, de su civilización y la revolución industrial, globaliza junto con Estados Unidos en el curso del siglo XIX. Somos también parte de este fenómeno y de la creación de repúblicas en el citado siglo”, informó.

Agregó que en Chile se forma una clase política con intereses específicamente políticos y una conformación de partidos típica del siglo XIX. En las últimas décadas de este siglo aparece además la idea de antisistema.

El profesional mencionó otros fenómenos históricos importantes. “La revolución mexicana es considerada un gran acontecimiento, pero no marcó mayormente en América Latina. La Revolución Rusa, a pesar de ser de una cultura lejana influyó instantáneamente, formándose el comunismo en América, Europa y Asia”, concluyó el doctor.

DONACIÓN DE LIBROS

En la oportunidad se hizo entrega de una donación de libros que era parte de la biblioteca personal del historiador italiano Umberto Laffi, Doctor Honoris Causa de la PUCV.

“El doctor Laffi con esta donación pretende mantener vivo y difundir el interés por el mundo antiguo romano y griego. Este destacado académico además ha participado en numerosas ocasiones en las Semanas de Estudios Romanos de nuestra unidad académica y como una forma de agradecer el importante reconocimiento concedido por la Universidad hizo esta generosa y valiosa donación”, señaló Raúl Buono-Core, director del Doctorado en Historia.

Los más de 500 libros donados por el doctor Umberto Laffi reforzarán a la biblioteca del Instituto de Historia en temas de historiografía, epigrafía e historia cultural.

En esta actividad, estuvieron presentes el vicerrector académico de la Universidad, Nelson Vásquez; el decano de la Facultad de Filosofía y Educación, José Marín y el director del Instituto de Historia de la PUCV, Mauricio Molina.

Natalia Cabrera Vásquez

Instituto de Historia