Escuela de Trabajo Social se adjudica Fondo VcM para el desarrollo de dos proyectos

La Dirección General de Vinculación con el Medio financiará 63 iniciativas, de las cuales la Escuela de Trabajo Social se adjudicó dos proyectos liderados por académicas de la unidad.

02.08.2021

Con el objetivo de promover, fortalecer y consolidar las actividades de vinculación con el medio, la PUCV entregó el Fondo de Vinculación con el Medio 2021 a distintas unidades académicas que participaron con sus propuestas. En la Escuela de Trabajo Social dos fueron los proyectos seleccionados: "¿Dónde acudir en caso de violencias de género en pandemia? Guía de información Valparaíso y Viña del Mar", de la profesora Sandra Iturrieta; y "Fortaleciendo garantías de derechos de la niñez: Red Barrio Puerto- Cordillera", de las académicas Yesika Herrera y Claudia Espinoza.

El primero de ellos fue adjudicado por el Núcleo de Investigación sobre las Profesiones en las Sociedades Contemporáneas, liderado por la académica Sandra Iturrieta,  cuya misión es contribuir a acercar a quienes lo necesiten a profesionales que puedan colaborar en casos de violencia de género. Esta propuesta surge del alza de las cifras de violencia en contra de mujeres, niñas y disidencias sexuales en el contexto de confinamientos por la pandemia Covid- 19.

Al respecto, la profesora señaló que es importante tomar en cuenta la interacción significativa que tiene la PUCV con su entorno territorial, siendo así un aporte a la comunidad. Por lo mismo desarrollarán entrevistas a quienes se desempeñan en el área y organizarán la información en una guía de orientación de manera escrita, en cápsulas audiovisuales, y desarrollando una página web, para dar a conocer el trabajo a la comunidad intra y extrauniversitaria.

Se trata de una problemática compleja donde debe existir un arduo trabajo, por lo que todo aporte -de la envergadura que sea- representa una contribución “al respeto de los Derechos Humanos de quienes viven este problema social es primordial, y en este caso particular, se ofrece posibilidades de acudir a profesionales que pueden colaborar en ello en estas ciudades”, explicó Sandra. Además, añadió que gracias a la adjudicación de este fondo “se potencia el vínculo con profesionales de terreno de diversas disciplinas, y con académicos y académicas de otras universidades, lo que ayuda a nutrir y dotar de pertinencia contextual nuestro trabajo”.

Por otra parte, el proyecto “Fortaleciendo garantías de derechos de la niñez: Red Barrio Puerto - Cordillera”, coordinado por las profesoras Yesika Herrera y Claudia Espinoza consiste en el trabajo territorial y comunitario para abordar los desafíos de protección y promoción de derechos de las niñeces a escala barrial. Se trata de una experiencia que desde 2018 se inicia y que con este fondo busca dar “continuidad a la estrategia socioeducativa de carácter psicosocial y sociocultural que hemos desarrollado en el territorio de Barrio Puerto”, indicaron las docentes.

Para este año la iniciativa pondrá especial énfasis en el trabajo de socialización del mapa de oportunidades, dispositivo gráfico que permite identificar y describir los recursos protectores del barrio y promover la conversación, “fortalecimiento de relaciones intergeneracionales que dialogan en la diversidad”. En este sentido, Yesika y Claudia afirmaron que el objetivo es “fortalecer vínculos comunitarios intergeneracionales en torno a la garantía de derechos de la niñez, a través de la consolidación del Mapa de Oportunidades como dispositivo de intervención”. 

Sobre la importancia de ejecutar este proyecto, las académicas fueron enfáticas en señalar que busca una sociedad respetuosa de los derechos de los y las sujetas que la componen. Asimismo, es una propuesta pertinente al contexto actual de nuestra sociedad. “Estamos en momento de cambios como lo que nos ofrece el proceso constituyente, pero también de tensión, a propósito de la promulgación de la Ley de garantías de derechos de la niñez. Nos parece que, en el actual escenario, es necesario profundizar y fortalecer la articulación a nivel local y comunitario, para promover derechos de la niñez”, expresaron Yesika y Claudia.

Ambas iniciativas son una importante contribución al quehacer académico, investigativo y de vinculación con el medio, por lo que la adjudicación de este fondo es un aporte sustantivo para trabajar en esas líneas. De esta manera, las tres académicas destacan que a través de estos proyectos puedan intervenir territorialmente, colaborando con el bienestar de las comunidades, la formación profesional de sus estudiantes y de quienes participan en estas instancias, así como el vínculo academia-sociedad.

Por Ivannia Cordero

Escuela de Trabajo Social