Niños y niñas de Valparaíso viven vacaciones solidarias organizadas por la Corporación La Matriz y la PUCV

La Escuela de Trabajo Social apoya metodológicamente la iniciativa, así como también a través del voluntariado de sus estudiantes.

25.07.2019

Desde hace siete años que la Corporación La Matriz está impulsando su Centro de Vacaciones Solidarias, el cual está dirigido a niñas, niños y jóvenes de la comuna de Valparaíso, especialmente del Barrio Puerto, y cuyo principal objetivo es impulsar instancias que garanticen sus derechos fundamentales a través de espacios de expresión, de contención emocional y, sobre todo, juegos.

Según explica su coordinadora Romina Cabrera, esta iniciativa contempla un área formativa que trabaja con valores, responsabilidad, solidaridad, trabajo en equipo, entre otros, donde se refuerza lo colectivo, el medio ambiente y las emociones. “La idea es que a través de esta metodología y de los juegos, vayan adquiriendo los contenidos y practicando las habilidades”, explica.

Y precisamente en esta iniciativa, como en varias otras que impulsa la Corporación, la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso tiene un importante rol, ya que la Escuela de Trabajo Social se adjudicó un fondo de Vinculación con el Medio que ha permitido desarrollar todas las actividades. “Nos están apoyando metodológicamente en esta iniciativa, y también con voluntariado, haciéndose cargo de los más pequeños. Tienen mucha vocación y están muy bien preparadas”, comenta Romina Cabrera, quien también cuenta que esta unidad académica los ha asesorado con capacitaciones, en términos de adquirir técnicas de evaluación lúdica con los niños, entre otras cosas.

ACTIVIDADES PARA VIVIR UNAS “VACACIONES ENRIQUECEDORAS”

Son muchas y variadas las instancias que se han organizado para los aproximadamente cien niños y niñas, entre ellas, talleres de comics, capoeira, artes circenses y teatro, así como también visitas al museo Aretquin, al Jardín Botánico de Viña del Mar y a los campus Curauma y Sausalito de la PUCV. “La idea es trabajar con ellos en el derecho a la educación y acercarlos a la educación superior, mostrándoles que no es algo tan lejano”, explica Romina Cabrera.

Una de las características de esta iniciativa ha sido la inclusión, ya que en este grupo también participan niños con autismo y asperger: “tenemos la idea de incluir y de aprender todos, de aprender a vivir con todas las realidades”.

Junto a todo lo anterior, se ha sumado la exhibición de películas y obras de teatro, y entretenidas jornadas de juegos, entre otras actividades, de manera de “vivir unas vacaciones enriquecedoras”, según cuenta la coordinadora de CEVAS.

“Éste es un espacio de sana recreación que se enmarca en el buen trato y en valores. Gracias a la PUCV se ha podido realizar esta versión, que ha permitido acercar a los estudiantes a esta realidad y a los niños a la Universidad”, concluye.

Dirección General de Vinculación con el Medio