Programa de recuperación de plantas nativas de Isla de Pascua continúa confirmando hitos de propagación

Se trata de dos plantas ocupadas ancestralmente para fines medicinales en la cultura Rapa Nui y que, al momento de iniciarse el proyecto liderado por la PUCV se encontraban en estado vulnerable de conservación.

24.09.2020

Revertir el estado de vulneración de dos especies de gran importancia para la medicina herbolaria ancestral de Rapa Nui y transmitir los conocimientos necesarios para que prevalezca su manejo sustentable es el propósito del proyecto FONDEF "IDea en Dos etapas”, liderado por la profesora Mónica Castro de la Escuela de Agronomía. La académica se encuentra trabajando intensamente junto a su equipo desde el 2015 en la propagación masiva de Pua y Matu´a pua´a, plantas nativas de la isla con múltiples propiedades terapéuticas que fueron utilizadas por años sin los resguardos necesarios, llevándolas a estar en peligro de extinción.

“Cuando partimos con el proyecto quedaban muy pocos ejemplares de ambas especies en la isla ya que se arrancaban por completo para ser utilizadas en preparados medicinales contra el cáncer gástrico, como antiinflamatorio o como enjuague para el herpes bucal, entre otros usos. Esto nos motivó a buscar alternativas que permitieran propagar estas especies e investigar sus propiedades bioquímicas, analizando si era posible utilizar otras partes de la planta, como las hojas, para evitar arrancarla de raíz” comentó la profesora Mónica Castro, directora de esta iniciativa que además se vincula a otros actores de Rapa Nui como CONAF, la Municipalidad de Isla de Pascua, el Liceo Aldea Educativa y el Hospital intercultural.

De esta manera, lo que la investigación está haciendo es reproducir estas plantas en modalidad in vitro en el Laboratorio de Propagación de la Escuela de Agronomía PUCV, ya que no existen instalaciones de este tipo en la isla.  “Nuestra preocupación y ocupación es mejorar la condición de conservación en la que estaban esas plantas, obviamente con un aporte científico y tecnológico importante porque es nuestra obligación como universidad. Luego, esperamos devolver todo este material a la comunidad y enseñarles un manejo más sustentable de la Cúrcuma y el Matu’a Pua’a”, agregó la profesora Castro.

Una vez que las plantas son reproducidas in vitro en el laboratorio de Quillota, son enviadas a Isla de Pascua y pasan por un proceso de aclimatación. Luego, son entregadas a las comunidades. “El primer año estuvimos resolviendo cuál era la mejor forma de que viajaran hasta acá: con sustrato, con raíz desnuda o no, su altura, etc. Hasta que se lograron aclimatar y luego entregar. En un principio nos costó mucho aclimatar la planta”, relata Valeria Fernández, ingeniera agrónoma, egresada de la PUCV, residente en la isla y principal contraparte de la investigación en Rapa Nui, quien además es la encargada de realizar el vínculo directo con las comunidades isleñas.

Para leer más sobre esta nota dirigirse al siguiente link.

Por Katia Mardones

Escuela de Agronomía PUCV