Unidad de Formación Inicial de Profesores realiza el diplomado para tutores de práctica

Mediante la iniciativa “Fortalecimiento de la asociatividad Escuela/Universidad", se buscar fortalecer la cooperación entre la escuela y universidad, a través del ejercicio contextualizado de las labores tutoriales en tríadas formativas y en observaciones de clases.

20.11.2020

La formación práctica de profesores requiere de habilidades enfocadas en la retroalimentación oral y el apoyo a la reflexión, es por este motivo que la Unidad de Formación Inicial de Profesores en el marco del Programa de Fortalecimiento para la Formación Inicial Docente, impulsó un diplomado para tutores de práctica.

Este diplomado, denominado “Fortalecimiento de la asociatividad Escuela/Universidad" y dirigido a académicos de las diferentes carreras de pedagogía de la Universidad, es un proceso de innovación, ya que la formación especializada para esta función es escasa.  En este contexto, el diplomado se apoya en dos principios: el primero apunta al desarrollo profesional a través de la autoevaluación, ya que en la medida que cada participante identifica sus brechas de desempeño, se puede ir mejorando y avanzando; y el segundo, es la coevaluación a través de la metodología de amigos críticos, que fortalece las comunidades de aprendizaje.

De acuerdo con lo anterior, se espera que mediante esta iniciativa se refuerce esta cooperación entre la escuela y universidad, mediante el ejercicio contextualizado de las labores tutoriales en las tríadas formativas y en las observaciones de clases, favoreciendo de esta manera la reflexión de los profesores en formación a partir de evidencias de aprendizaje de los estudiantes del sistema escolar.

Al respecto, Victoria Alarcón, profesora de Inglés y Licenciada en Educación, y quien además ha participado del diplomado, destaca que la experiencia “ha sido gratamente enriquecedora. La manera de abordar las temáticas a través de los diferentes módulos nos ha hecho replantearnos cómo los tutores abordamos las experiencias de implementación con los profesores en formación desde el ámbito de la retroalimentación. Por cierto, es un aporte que nos permitirá apoyar de mejor manera la formación de docentes”.  

En este sentido, el diplomado se ha implementado de manera virtual a través de 9 sesiones. Las que se han llevado a cabo de manera sincrónicas y tienen un fuerte componente de trabajo colaborativo. De esta forma, los 22 profesores participantes pertenecientes a las 13 carreras que forman docentes en nuestra Casa de Estudios y han ido aprendiendo en la medida que van practicando y desarrollando tareas auténticas, las que están relacionadas según lo que ellos necesitan para su desempeño laboral.

Por Ivon Becerra

Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas