Orquesta Infantil y Juvenil de la Corporación La Matriz ofreció concierto en Salón de Honor de la PUCV

Son más de 40 los jóvenes músicos los que participan de esta agrupación, quienes se encargaron de mostrar a los presentes una serie de piezas musicales clásicas.

07.08.2018

La Orquesta Infantil y Juvenil de la Corporación La Matriz ofreció al mediodía del sábado un concierto de corte familiar en el Salón de Honor de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, donde asistieron amigos y familiares de los niños participantes. Esta instancia también consistió en la primera presentación de la sección de percusión del conjunto fuera del Barrio Puerto, un hecho que da cuenta del crecimiento del proyecto y que llenó de orgullo a sus miembros y director, como también al público presente.

La actividad dio inicio con un pequeño vídeo, el cual mostró al público asistente parte de la historia de la agrupación musical, cómo se originó, con el apoyo de quiénes y las opiniones de varios de sus miembros sobre cómo es el pertenecer a esta orquesta. Luego de la introducción dio inicio la presentación de los jóvenes músicos, que interpretaron piezas de Schumman, Händel, danzas barrocas, entre otros.

Gonzalo Venegas, director de esta orquesta infanto-juvenil, aseguró que esta instancia les ha servido para tener un programa bien trabajado, siendo una experiencia provechosa tanto para él como para los niños. “Estamos creciendo como conjunto y por eso seguimos avanzando y los chicos se van comprometiendo cada vez más”, agregó el músico, luego de realizada su presentación en la PUCV.

Desde la perspectiva del público, Lilia Zamora, abuela de Simón Venegas, un joven percusionista de la orquesta, expresó que “me parece muy hermoso que a niños y adolescentes les guste la música y que lo hagan tan bien. Es primera vez que los veo, porque no pude ir al concierto anterior, pero me encantó. De verdad me encantó”.

Jazmín Valdés, quien toca el violonchelo en en este conjunto infanto-juvenil desde sus inicios, afirmó que “es simpático tocar en otros lugares. Siempre habíamos tocado en La Matriz, que es como nuestra casita. Aquí todo es distinto, pero fue bonito. Estoy contenta”.

La presentación de la orquesta en la PUCV no fue la única realizada por los niños, quienes participaron también en la celebración del aniversario nº 459 de la Parroquia La Matriz el domingo del mismo fin de semana, en el atrio de la tradicional iglesia del Barrio Puerto, siendo esta la primera muestra musical de una serie de conciertos más en lugares emblemáticos de la región.

LA MÚSICA, NÚCLEO FAMILIAR DE LA MATRIZ

Fue en el Barrio Puerto de Valparaíso que surgió el proyecto de una orquesta infanto-juvenil hace casi dos años, con el apoyo de la PUCV, la Corporación La Matriz y fondos de la Fundación de Orquesta. Esto desde la necesidad de llenar las carencias de los jóvenes interesados en la música, que por falta de recursos rara vez podrían haber soñado con pertenecer a un conjunto orquestal.

“Este es un proyecto que ha permitido que chicos que nunca han tenido posibilidad de conocer un instrumento, de formar parte de una orquesta, lo hagan. Han aprendido sobre lo que es el compromiso, también ayuda con temas de inserción social. Son varios los valores positivos para los niños que conforman el grupo”, explicó el director del conjunto, a raíz del vídeo introductorio del concierto que presentaron.

Son más de 40 niños los que componen esta agrupación musical, de entre 8 y 24 años, y la mayoría de ellos provienen de sectores vulnerables del Barrio Puerto. Se encuentran divididos principalmente en grupos de cuerdas, piano, o percusión dentro del conjunto. A pesar de ser un grupo bastante variado, los lazos que les unen desde el inicio del conjunto son fuertes, llegando ellos mismos a considerar la orquesta como su familia.

Jazmín Valdés expresó que “el tema de relacionarnos con gente, al ser muy variados, es como tener a tus hermanos chicos, a tus compañeros y más. Es una familia”. También agregó que “todos tratamos de lograr lo mismo, que esta orquesta suene genial”.

“A pesar de llevar muy poco tiempo, estamos con muchas ganas de que los chicos se proyecten más allá de la música. Son muchos chicos los que han desarrollado su trabajo y quieren aprender. También tenemos una alta demanda para ingresar a la orquesta, pero de momento no podemos recibir a más personas”, explicó el director de la agrupación, dejando en evidencia el notorio éxito de esta pequeña familia musical de La Matriz, la cual continuará con su trabajo en los pocos meses que le quedan para cumplir su segundo aniversario.

 

Por Macarena Rojas Zavala

Dirección General de Vinculación con el Medio