Estudiantes porteños logran segundo lugar en competencia internacional de innovación y tecnología gracias al apoyo de la PUCV

Los alumnos crearon una bota especial que busca mejorar la calidad de vida en el espacio y la presentaron en la First Lego League, competencia internacional que, en conjunto con la NASA, les dio la oportunidad presentar su innovación en Estados Unidos y conocer las instalaciones del centro espacial.

25.07.2019

Una experiencia inolvidable es la que vivieron los escolares del grupo R2D2, integrantes del taller de robótica e investigación de la Escuela Industrial Superior de Valparaíso, quienes liderados por los docentes Marcela Yáñez y Christian Aguilera de su establecimiento, y en conjunto con Valparaíso Makerspace, el laboratorio de prototipado de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, lograron crear una innovación que podría cambiar la experiencia de los astronautas que visitan el espacio exterior.

Esto gracias a su creación de un prototipo de bota que se adhiere a un piso especial mediante ventosas y simula la gravedad en el espacio, lo que, eventualmente, podría disminuir el desgaste físico que sufren las tripulaciones espaciales cuando están en órbita, ya que le permitirle al cuerpo humano hacer fuerza al despegarse. De esta manera, el tren inferior se desarrolla y deja de perder masa muscular.

Para prototipar su invención, los jóvenes aterrizaron en Valparaíso Makerspace PUCV, donde recibieron apoyo en áreas críticas para su bota, como la electrónica, donde agregaron sistemas de datos y recopilación de información a su prototipo. Junto con ello, robustecieron su idea, conectándose con el equipo y la comunidad, y experimentando con distintas tecnologías, especialmente de fabricación digital. 

“Creemos que ésta es una buena instancia para que los estudiantes se acerquen a la tecnología, innovación y al prototipado. Nos preocupamos con el equipo del Makerspace de identificar las necesidades del proyecto, trabajamos en el hardware, junto a Diego Cortés, miembro de la Comunidad Maker, diseñando cómo sería esta bota en la parte electrónica y físicamente”, señaló César Cofré, coordinador técnico de Valparaíso Makerspace.

Tras desarrollar el primer prototipo, los alumnos ganaron el tercer lugar en la “First Lego League", un programa que busca sumergir a jóvenes en desafíos reales sobre ciencia y tecnología, lo que les dio el derecho de viajar a NASA a probar su bota y a conocer las instalaciones, junto con presentar su invención en la Universidad de Fairmont State, en Virginia. Finalmente es en esta instancia donde se adjudicaron el segundo lugar en la categoría de “Presentación de proyecto científico”.

Antes de embarcarse, el equipo R2D2 pudo robustecer su presentación al participar de un Demo Pitch organizado por Valparaíso Makerspace y la Dirección de Incubación y Negocios PUCV, donde presentaron frente a un jurado experto en temas de innovación y emprendimiento, que les permitió agregar valor a su propuesta.

“Nuestro aporte como Valparaíso Makerspace fue fundamental para que obtuvieran el segundo lugar en presentación, porque en el Demo Pitch pusimos sobre la mesa todas las debilidades y fortalezas del equipo, principalmente en cómo ellos comunicaban desde la idea al prototipo. Les enseñamos a creer en la intensidad del sueño de su idea, mediante la filosofía maker y comunicar de manera eficaz”, indicó Dayan Echeverría, coordinadora general de Valparaíso Makerspace.

En total fueron nueve alumnos de tercero y cuarto medio, y egresados del Liceo Técnico de Valparaíso, más tres profesores, quienes comenzaron a forjar su espíritu emprendedor tras su paso en 2018 por los programas Despega del Aula y Al Cubo, de la Dirección de Innovación y Emprendimiento PUCV, donde desarrollaron otra innovación que los introdujo al mundo de la ciencia y la tecnología.

En su travesía los estudiantes, además de presentar su idea a importantes jueces del extranjero y validar su prototipo para la NASA, pudieron conocer Washington DC y vivir momentos inolvidables.

“Para comenzar tuvimos muchas nuevas experiencias, partiendo por la competencia, la que fue en otro idioma, con muchas personas de diferentes países. Además, tuvimos la oportunidad de conocer la capital de Estados Unidos, recorrer sus monumentos y museos. Esto llevó a que cada uno de nosotros pudiera tener una experiencia inolvidable en nuestras vidas, individualmente y como equipo, pudimos vivir varios días como si fuéramos una familia”, señaló Anabelle Gaete, miembro del equipo.

Por Fernanda Vargas

Valparaíso Maker Space