PUCV desarrolla primer debate: “La Constitución que queremos” con cuatro candidatos del distrito 7

Los invitados al diálogo fueron Raúl Burgos, María José Oyarzún, Juan Pablo Rodríguez y Paola Tapia.

26.03.2021

Esta semana se desarrolló el primer debate titulado “La Constitución que queremos”, organizado por la PUCV en el marco de su compromiso de aportar a la reflexión sobre asuntos de interés público y de acoger en un ambiente de respeto y pluralismo las distintas posturas e ideas para elaborar una nueva Constitución.    

Las palabras iniciales estuvieron a cargo de la directora general de Vinculación con el Medio, Karina Toledo y el panel fue moderado por el director del Doctorado en Derecho, Patricio Lazo.

Los invitados al primer debate fueron Raúl Burgos, académico de nuestra Casa de Estudios y de la Lista del Apruebo; María José Oyarzún, profesora de filosofía y representante del pacto Apruebo Dignidad; la exalumna Paola Tapia, abogada y ex ministra de Transportes y Telecomunicaciones, correspondiente a la Lista del Apruebo; y Juan Pablo Rodríguez, abogado, director ejecutivo de la Fundación Piensa y candidato por el pacto Vamos por Chile.

Sobre en qué podría favorecer un cambio constitucional a la región de Valparaíso, Raúl Burgos planteó que hoy tenemos dos problemas centrales en el país: la desconfianza y la desigualdad, esta última se manifiesta en los ingresos, el trato y la forma cómo pensamos.

“El proceso constituyente representa una oportunidad de definir el marco institucional en el cual queremos vivir y significará un proceso de diálogo de generación de propuestas y reconocer las distintas visiones que existen en el país y espero se generen los grandes acuerdos que requerimos para enfrentar los desafíos. Ambos fenómenos se presentan en nuestra región y espero se pueda avanzar en materia de la descentralización política y fiscal efectiva para repartir mejor el poder desde la Región Metropolitana y también dentro de las mismas regiones”, señaló Raúl Burgos.

“La Constitución va a afectar a la región fundamentalmente en todo, sobre todo en materia de derechos fundamentales, donde Valparaíso sufre enormemente en materia educacional, de salud, vivienda, ámbitos donde podríamos mejorar en la medida que la Constitución consagre estos derechos. Hoy tenemos una ley de descentralización desde 1998, pero no se ha puesto en marcha. No existe el traspaso de competencia a los gobernadores regionales. Tenemos inequidad territorial que se vislumbra en un momento donde hay menos oportunidades para educarse y esa inequidad se manifiesta también en menos oportunidades laborales”, añadió María José Oyarzún.

“Efectivamente, esta nueva Constitución va a favorecer a la región de Valparaíso, en la medida que logremos los cambios que necesitamos. Por eso son tan importantes los diálogos y las propuestas concretas (…) Si miramos el PIB del país, se declara en un 50% en la Región Metropolitana, específicamente en las comunas del sector oriente, más adineradas. La región de Valparaíso no aporta más del 9%, lo mismo sucede en Antofagasta. La tributación, el sistema político y económico está fuertemente centralizado. Para lograr esa descentralización se requieren cambios constitucionales en materia tributaria, económica/social y en las instituciones, fortaleciendo la figura del gobernador regional, de los municipios y el concejo municipal, que cuente con recursos para efectuar propuestas concretas”, precisó Paola Tapia.

Por su parte, Juan Pablo Rodríguez añadió que “Valparaíso tiene la oportunidad de ocupar un rol protagónico en este debate. Muchos avances nacieron en la ciudad: el primer equipo de fútbol, la primera compañía de bomberos, el primer tendido eléctrico, el diario en español más antiguo en Hispanoamérica, el primer canal de televisión. Si Valparaíso no participa de modo intenso en el proceso constitucional, va a ser Santiago quien va a terminar escribiendo la Constitución. Nuestra región está llamada a ser el principal contrapeso a Santiago. Uno de los grandes problemas que se ha manifestado tiene que ver con la concentración del poder y el debate constitucional es una buena instancia para acercar la toma de decisiones a los problemas”.

El debate puede verse de manera completa en el siguiente link

Por Juan Paulo Roldán

Dirección General de Vinculación con el Medio